Con 11 años, Rafa resuelve ejercicios de matemáticas de nivel universitario y tiene una elevada competencia lectora

nov 2019
Con 11 años ha concluido Kumon Matemáticas y ahora continúa con Kumon Lectura
Con 11 años ha concluido Kumon Matemáticas y ahora continúa con Kumon Lectura

Cuando Rafa empezó Kumon Matemáticas en el centro Kumon Valencia - Av. Jacinto Benavente, tenía 2 años y contaba puntitos. Con 11 años, ha concluido el programa y es capaz de resolver ejercicios de cálculo diferencial e integral propios de un estudiante universitario.

Rafa continúa en Kumon: es alumno del programa Kumon Lectura y está trabajando la lectura comprensiva. Su alta competencia lectora le permite estudiar en Kumon contenidos dos años por encima de su nivel escolar.

Rafa se enganchó a la lectura desde la cuna, pues sus padres le leían un libro todas las noches. Él ha seguido ese buen ejemplo, según nos cuenta: «Este verano le he leído a mi primo Mateo para que durmiera la siesta». Nuestro alumno es un lector empedernido: acaba de terminar de leer Harry Potter y el legado maldito, ahora está leyendo El hobbit y seguirá con El señor de los anillos.

Rafa es un niño sensible, responsable e inquieto al que le encantan los retos. Su próxima meta es entrar a un equipo de fútbol y seguir sorprendiendo a sus amigos y su familia con trucos de magia que aprende por sí mismo. En el cole, la asignatura que más le gusta es Educación Física y de mayor quiere ser biólogo.

Las cinco frases de Rafa sobre Kumon:

«Kumon es como un juego que te ayuda a crecer como persona y a que te guste terminar las cosas».
«Kumon me ha hecho aprender».
«Kumon ha sido increíble».
«Kumon ha sido todo un mundo».
«Kumon ha ocupado la mitad de mi infancia».


En palabras de su orientadora: «Rafa siempre quiso ser concluyente y ha sabido dosificar muy bien sus fuerzas para lograrlo».

Irene Benito, directora y orientadora del centro Kumon Valencia - Av. Jacinto Benavente, recuerda la reacción de los compañeros de Rafa cuando un día lo vieron resolver un cuadernillo de Kumon Matemáticas en el centro: «Lo miraban asombrados de ver a un niño tan pequeño resolviendo los ejercicios solo, concentrado y disfrutando. Rafa ha sido un ejemplo para el resto de mis alumnos y para mí también, porque lo que se veía era el resultado de la personalidad autodidacta que ha ido construyendo con la ayuda de todos y gracias a experiencias de aprendizaje».

¿Qué le ha enseñado Rafa a su orientadora? «Rafa me ha enseñado que lo mejor que te puede ofrecer el método Kumon es ayuda para forjar una personalidad inquieta y con alta autoestima, y para ser valiente y poder afrontar la vida», afirma convencida.

Rafa siempre tuvo muy claro que el material didáctico era su profesor y que las pistas que ofrecen las hojas de los cuadernillos esconden todo lo que necesita saber para resolver los ejercicios.

Irene confiesa que siempre ha intentado respetar la situación de aprendizaje en la que se encontraba Rafa para poder elogiarlo de manera muy concreta cuando tenía una actitud autónoma, animarlo cuando se sentía desorientado y hacerle ver que confiaba plenamente en su capacidad para aprender.

«En los últimos niveles del programa, para Rafa, resolver los cuadernillos era como un juego en el que, por medio de las pistas, podía llegar a la solución», nos dice.


Una familia comprometida con su aprendizaje

La familia de Rafa se ha comprometido con todo su proceso de aprendizaje y siempre lo ha animado a enfocar la actividad como algo retador que lo ayuda a mejorar como persona.

En casa, siempre lo han animado a ser valiente y aprender por sí mismo siguiendo las pistas del material didáctico, y han tenido muy claro desde el principio que lo importante no es solo la cantidad de tiempo que dedica a Kumon, sino la calidad de esos momentos. «Conforme Rafa ha ido creciendo y compaginando Kumon con los deberes del cole, sus padres han sabido guiarlo para sacar el máximo beneficio cada día en casa», afirma su orientadora.

El método Kumon enseña a los alumnos a aprender de forma autodidacta y les proporciona la seguridad que necesitan para enfrentarse a cualquier tarea. Si quieres que tu hijo, como Rafa, desarrolle al máximo su capacidad de aprendizaje con Kumon Matemáticas, Kumon Lectura o Kumon English, contacta con tu centro Kumon en este enlace.