Martí, ajedrecista de 9 años y alumno destacado de Kumon

sep 2014
Martí aplica todo lo que aprende en Kumon Matemáticas jugando al ajedrez

Kumon es un método de aprendizaje válido para todos, independientemente de que te gusten o no las matemáticas la lectura o el inglés. Pero a nuestro alumno Martí sí le gustaban las matemáticas cuando sus padres lo matricularon en Kumon con 5 años. Martí aplica lo que aprende en matemáticas jugando al ajedrez, donde también destaca. ¿Quieres conocer su historia?

Martí ha escrito una carta a todos los lectores del blog de Kumon donde nos cuenta que es un alumno destacado que resuelve contenidos de matemáticas que se ven 3 cursos por encima del suyo y que le gusta jugar al ajedrez.

«¡Hola!

»Me llamo Martí García y estoy en el centro Kumon Sant Boi de Llobregat – Marianao (Barcelona). Empecé a los 5 años, por el nivel 3A, y ahora estoy haciendo álgebra en el nivel H, trabajando cada día para avanzar y mejorar las matemáticas. Tengo cuatro diplomas Kumon de oro y dos (los últimos) por haber conseguido la categoría de alumno tres años avanzado respecto de mi curso. Todo esto me ha costado mucho, porque no siempre tengo ganas de hacer los ejercicios. Ya sabéis, sobre todo en verano, de vacaciones… Y ¡cómo cuesta al principio de cada nivel! ¿Verdad?

»Junto con las matemáticas, también me gusta el ajedrez. Pertenezco a un club y estoy federado desde hace unos años, y se me da bastante bien. He ganado muchos campeonatos de mi edad (¡me encanta mi colección de trofeos!), pero, como con las mates, aún me queda mucho por aprender y debo seguir mejorando.»

Desde pequeño, como nos cuenta su madre, Antonia Gómez, "Martí desarrolló una extraordinaria capacidad matemática. Era un enamorado de los números. Lo matriculamos en Kumon porque queríamos que explotara esa habilidad". Lo del ajedrez llegó más tarde: «en casa nadie juega al ajedrez", señala, "pero aprendió en el colegio público Benviure, al que acude en Sant Boi, que ofrece talleres de ajedrez en el primer ciclo de Primaria".

Martí entendió el juego desde el primer momento y mostró una gran habilidad y afición, su profesor de ajedrez nos ha explicado que hay muchos precedentes de matemáticos que han sido grandes ajedrecistas y viceversa. Frecuentemente, Martí calcula el número de movimientos posibles y elige el mejor, y también analiza aspectos geométricos del juego que son, según los entendidos, muy importantes.

Respecto del carácter de su hijo, Antonia nos cuenta que es muy activo y nervioso, que "apuesta fuerte por lo que le gusta: leer, las matemáticas y el ajedrez. Tanto Kumon como el tablero le ayudan a concentrarse en una sola actividad a través del reto que para él supone afrontar ejercicios mentales difíciles".

Martí está aprendiendo una serie de habilidades y actitudes que van más allá de los contenidos matemáticos: "Asistir al centro Kumon le ha ayudado a disciplinarse en el comportamiento, siempre entraba corriendo y derrapando al centro", señala su orientadora. "También ha aprendido a trabajar bien sentado y en silencio para respetar el trabajo de los demás, y a la vez cantar, hablar por los codos contando sus cosas y en unas posturas inverosímiles".

Uno de los principios metodológicos de Kumon es que nuestros alumnos aprenden de los errores y en este aprendizaje se encuentra inmerso Martí.

¿Quieres que tu hijo desarrolle al máxuimo su capacidad de aprendizaje con Kumon? En este enlace puedes solicitar una prueba de nivel gratuita para estudiar el caso individual de tu peque.