¿Por qué hay que hacer Kumon en vacaciones?

En Kumon, nuestros alumnos acuden a los centros dos veces por semana, pero el resto de los días, de lunes a domingo, estudian en sus casas. ¿Por qué es necesario seguir estudiando en vacaciones? Hablamos con tres orientadoras Kumon que nos muestran lo importante que es la constancia y cómo motivar a nuestros hijos a estudiar todos los días del año un rato con Kumon Matemáticas, Kumon Lectura o Kumon English.

Arancha Sainz, orientadora del centro Kumon Rivas - Futura, resume así qué es Kumon: «Verdaderamente creemos en el potencial de aprendizaje de cualquier alumno, independientemente de su nivel y rendimiento escolar; por lo tanto, nos centramos en desarrollo de manera individual. Nuestros alumnos aprenden a aprender interpretando ejemplos y con ello desarrollan pensamiento inductivo y deductivo».

Esto constituye un primer paso hacia el autodidactismo. Nos lo explica Sonia Castellano, profesora de Kumon Arganda del Rey - Centro, quien señala que nuestro método «hace que los alumnos trabajen por encima de su nivel escolar de forma autodidacta; esto quiere decir que desarrollan nuevas estrategias de aprendizaje para superar con éxito cada dificultad con la que se encuentran. Una vez desarrolladas, estas habilidades de aprendizaje autodidacta permiten a los alumnos mejorar su rendimiento escolar en todos los aspectos».

Teniendo en cuenta que el fin último de Kumon es desarrollar la autonomía y el autodidactismo en nuestros hijos, ¿por qué es tan importante trabajar todos los días? La clave la aporta Arancha Sainz: «El éxito de cualquier actividad se basa en la constancia. Cualquier deportista de élite debe entrenar a diario para mejorar sus marcas. Nosotros trabajamos por mejorar a diario las capacidades intelectuales del alumno, y tener hábito de trabajo facilita este objetivo». A través del trabajo diario y la constancia se consigue «desarrollar la concentración y el trabajo de estudio clave para el buen rendimiento y desarrollo académico -según Sonia Castellano-. Adquirir hábito de estudio permite a los alumnos trabajar de manera independiente, sin la supervisión constante de padres y profesores».


¿Cómo motivar a los niños a trabajar diariamente?

Lucía Artacho, profesora del centro Kumon Córdoba - Sierra, señala que «si durante las vacaciones rompemos la rutina de trabajo de los niños, en la vuelta al cole les será más difícil alcanzar de nuevo el ritmo de trabajo que tenían antes de las vacaciones. Por el contrario, si mantenemos esas rutinas, se adaptarán de nuevo a las tareas y al ritmo escolar». El primer paso para ello es hacer a los niños partícipes de la organización de su día en vacaciones, y ayudarlos a cumplirla a diario. 
 
«Cuando hablo con las familias o los alumnos de la importancia del trabajo diario de Kumon -nos comenta Artacho-, les explico que el material didáctico de Kumon, al ser tan secuenciado y al avanzar paso a paso, hace muy necesaria esa constancia diaria, puesto que no avanzar ese pasito cada día puede provocar que perdamos el hilo del avance. Además, a los alumnos solo les pedimos entre 10 y 30 minutos al día, y eso solo supone un pequeño ratito dentro de las 24 horas que tiene un día. Hay tiempo para hacer Kumon y disfrutar de las vacaciones si la organización es buena».

Para que los niños tengan esa sensación de que con organización da tiempo a todo, Artacho recomienda a sus alumnos que, tanto en vacaciones como los fines de semana, «realicen los cuadernillos de Kumon siempre a primera hora. También es importante que los padres les premien regalándoles tiempo y actividades en común durante el día, y les digan frases como "qué bien has estudiado esta mañana, así tenemos tiempo para jugar juntos ahora", y los niños aprenderán a valorar la organización».

Muchas familias recurren al premio como estrategia de motivación general: desde más tiempo para videojuegos o ver las televisión, «aunque a mí me gusta más que las familias de mi centro realicen juegos en familia o manualidades».

«Lo que sí está claro -finaliza Artacho- es que el hábito de estudio diario hace alumnos más responsables y comprometidos con sus tareas escolares, y las vacaciones son una buena época para repasar y, por qué no, avanzar por contenidos nuevos gracias al autodidactismo que les enseña Kumon».

¿Y en casa, cómo motiváis a los niños para que hagan sus tareas? ¿Tenéis alguna estrategia? Puedes comentar en nuestras redes sociales de @KumonEspana.
Volver

Entradas similares