Infantil

Cuatro juegos al aire libre con los que tus hijos disfrutarán en verano

ago 2017
Juegos al aire libre para niños.

Cuando llegan las vacaciones escolares, nuestros hijos disfrutan de mucho tiempo libre y, muchas veces, no saben en qué invertirlo. Para estos días de verano en los que el buen tiempo acompaña, proponemos varios juegos al aire libre adaptados a las diferentes edades de cada niño y que podremos disfrutar todos los miembros de la familia.

Todos conocemos los tradicionales juegos de verano para niños como el escondite, la gallinita ciega o policías y ladrones, así que hoy intentaremos proponer otras alternativas de juegos al aire libre para niños para los largos días de verano, pero recordad que, aunque sean vacaciones, hay que seguir trabajando un poco todos los días con los cuadernillos Kumon. 

Pompas de jabón

Los niños siempre se asombran con las burbujas de jabón; son bonitas y tan fáciles de hacer que no te costará nada. Puedes crear una versión casera del jabón mezclando entre 7 y 10 partes de agua con un par de cucharadas de glicerina (que puedes comprar en la farmacia) y un detergente (puede servir el de fregar los platos). Para hacer las pompas, puedes usar una pajita de refresco, pero diles a tus hijos que solo soplen y no traguen el detergente. Si quieres que las pompas duren más, usa solo 3 partes de agua y mantén el resto de las medidas. Resistirán al viento y tardarán más en explotar, por lo que tus hijos podrán jugar más tiempo con ellas.

Bomberos

Los pequeños de la casa siempre están desbordantes de energía y una buena forma de consumirla es este sencillo juego. Se colocan dos barreños separados varios metros, uno lleno de agua y el otro vacío, y se coge un vaso de papel o de plástico. Todos los miembros de la familia se convierten en bomberos y deberán ir, por turnos, corriendo con el vaso. Han de cargarlo en el barreño lleno y vaciarlo en el otro. Cuando toda el agua esté en el barreño que al principio estaba vacío, el equipo de bomberos habrá logrado su objetivo. Sirve para que los niños aprendan la importancia del trabajo en equipo.

Pasa la bolsa

Llena una bolsa grande de basura con una gran variedad de prendas de vestir, tales como delantales, zapatos, bufandas, sombreros, calcetines, corbatas, camisas y faldas. Para jugar, los participantes deben formar un círculo y pasarse la bolsa mientras suena la música. Cuando esta se para, el que se ha quedado con la bolsa debe sacar una prenda sin mirar y ponérsela. El juego continúa hasta que la bolsa esté vacía y todos estén vestidos de manera ridícula. Los resultados deberían inmortalizarse con unas cuantas fotografías.

Rayuela

Uno de los juegos tradicionales más sencillos es la rayuela.[/caption] Es un juego muy tradicional, pero ¿sabías que se cree que su origen está en La divina comedia de Dante? Para jugar es necesario dibujar un circuito de varias casillas cuadradas consecutivas numeradas y, en algún punto, casillas dobles una junto a la otra. Los jugadores han de desplazarse por las casillas saltando a la pata coja y solo podrán posar los dos pies en las casillas dobles, sin pisar las rayas del dibujo. Hay distintas variedades de este juego. Según algunos, antes de empezar a saltar hay que tirar una piedra sobre el circuito y la casilla en la que caiga no podrá ser pisada, pero según otros, hay que tirar la piedra en cada uno de los números durante diferentes rondas, sin que toque las rayas del dibujo. Gana el jugador que consiga hacer antes todas las rondas de todas las casillas del circuito. No dejes que en verano tus hijos se queden en casa, porque jugar al aire libre ayuda a conectar con el mundo, a entenderlo mejor y estimula su imaginación.