Fiestas infantiles divertidas, ingeniosas y económicas

Se acerca el gran día, el cumpleaños de tu niño, y queremos que su fiesta infantil deje un recuerdo único y especial tanto en tu peque como en sus amiguitos. Hoy en día tenemos múltiples opciones para organizar fiestas infantiles: en un centro de ocio infantil, al aire libre, en una pista de patinaje, jugando a los bolos, contratando los servicios de cuentacuentos o animadores, organizarla en casa, etc. Al margen de lo que decidas, con poco presupuesto, muchos recursos y, sobre todo, ingenio, puedes convertir la fiesta infantil de tu peque en un día inolvidable.

Las invitaciones

Si tu peque tiene 4 añitos, ya habrá hecho amiguitos en el cole, pero si aún es pequeño, pregunta a su profesora con qué niños juega más en el recreo.

Sé original: haz un marcapáginas

En internet puedes descargarte y crear invitaciones de cumpleaños económicas y divertidas. También puedes recurrir a las típicas invitaciones prefabricadas y rellenar los datos de tu peque, pero si quieres romper con los tópicos, te sugerimos crear un marcapáginas personalizado, con un diseño divertido, el nombre de tu niño y los datos del cumple. Es importante incluir la hora de inicio y fin del cumple (con tres horas es suficiente). Un marcapáginas, además de ser un bonito recuerdo, es una forma de incentivar la lectura.

¿Qué ponemos de merienda? Hagas lo que hagas, que puedan comer con las manos

Evita los cubiertos; lo que más disfrutan los peques es comer con las manos. Puedes encargar pizzas o preparar minipizzas en casa, bocadillos de Nocilla, perritos calientes, la tradicional tortilla de patatas, sándwiches de picadillo de huevo duro con mayonesa (les gusta mucho), muffins o cupcakes. Estas son ideas sencillas y variadas que gustan a todos los niños. Por supuesto, no deben faltar los surtidos de aperitivos salados de bolsa: patatas fritas, ganchitos, etc. La decoración Todo entra por los ojos, así que no puede faltar una decoración colorida en los platos desechables, pajitas, servilletas y manteles de colores vivos y, a juego con el mantel de papel, los globos y la serpentina. A los niños les encanta romper la piñata y recoger golosinas. Por eso, lo más práctico es adquirirla en un supermercado o una tienda infantil y sacarla al final del cumpleaños.  

El recuerdo del cumple

Las bolsas de chuches son muy agradecidas; puedes comprarlas preparadas o hacerlas tú mismo comprando las chuches al peso y las bolsitas. Te recomendamos no entregarlas hasta el final del cumpleaños, así te aseguras de dar salida a la merienda. Además, puedes crear un grupo de Whatsapp con los padres de los niños y enviar un mensaje de agradecimiento con fotografías de los mejores momentos del cumpleaños. Procura siempre que en las fotografías estén presentes todos peques.

La bienvenida al cumple

Hacer un disfraz puede ser complicado y demandarte mucho tiempo, pero un bonito detalle sería hacer parches, coronas, antifaces, varitas mágicas, etc. No te tomará mucho tiempo y se lo pasarán bien durante el cumple.

¿A qué jugamos?

Entretener a un niño durante tres horas no es tarea fácil. Los juegos de toda la vida nunca pasan de moda.
  • El juego del limón: haz una ronda con todos los niños, a cada uno le asignas un número y ve rotando. Cada niño debe repetir un trabalenguas y elegir un número libremente. Gana el que resiste sin equivocarse al decir el trabalenguas. «Un limón, medio limón, (número que elige el niño) limones». Ej.: «Un limón, medio limón, 9 limones».
  • En las fiestas de cumpleaños de niños de entre 2 y 5 años, aproximadamente, podemos jugar a aprender los números hasta 10 en inglés dando palmas. Para ello, colocamos a los niños en círculo. El adulto se coloca en el centro y enseña los números en inglés a los niños dando distintos números de palmas. Por ejemplo, dice: «One», da una palma y espera a que los niños repitan «One» dando una palma. Luego el adulto dice: «Two», y da dos palmas, y así hasta 10. Se repite la secuencia en orden varias veces y luego, de forma aleatoria. Gana el último jugador en fallar. Los juegos infantiles en inglés permiten al niño aprender sin darse cuenta. El inglés puede adquirirse fácilmente a edades tempranas. ¿Conoces Kumon English, el programa de Kumon para dominar el inglés sí o sí? Puedes apuntar a tu peque desde los 2 años en cualquiera de nuestros centros Kumon.
  • Busca el tesoro: esconde en el recinto un tesoro (un juguete) y da pistas de su ubicación a los niños. Gana el que lo encuentra.
  • Forma palabras: haz una ronda con todos los niños y ve rotando. Empieza por una palabra y el niño debe formar otra palabra a partir de la última sílaba de la anterior. Por ejemplo: ca-sa / sa-co / co-sa. Gana el que resiste hasta el final.
  • Las estatuas: este juego es un clásico. Junta a los niños, pon música y en cuanto silencies la música, deben quedar inmóviles, así hasta que queda solo uno.
  • El juego de las sillas: este es otro clásico de toda la vida. Une sillas, una al lado de la otra, junta a los peques, pero coloca una silla menos que el número de niños. Pon música y los niños deben sentarse en una silla en cuanto silencies la música, hasta que queda solo uno.
  • Ponle la cola al burro: necesitas una cartulina grande con la imagen de un burro sin cola. Por otro lado, haz la cola en un trozo de cartulina. El niño debe colocarle la cola correctamente al burro con los ojos vendados.
   
Volver

Entradas similares