Ana María Ferrando Pardo

Sobre el centro

Promociones disponibles

Kumon Paterna - Centro abrió sus puertas en octubre de 2006. Hoy en día ofrece a las familias los programas de Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English. La experiencia de tantos años nos ha dado la posibilidad de confirmar dos hechos. El primero de ellos es que a los niños les encanta aprender y el segundo es que cada uno de ellos puede avanzar por encima de su nivel escolar hasta límites inesperados. Y esto es así porque cuando a los niños les gusta realizar una actividad, ya sea jugar o estudiar, su capacidad de concentración se eleva muchísimo, y en Kumon Paterna - Centro sabemos aprovechar esta situación para empezar a descubrir y desarrollar las habilidades de los niños más pequeños.

En Kumon Paterna - Centro damos muchísima importancia a esta realidad y es por ello que el aula está dividida en diferentes zonas de estudio y más del 50 % de nuestros recursos humanos están dirigidos a descubrir el potencial de los niños desde los 2 años. En esta zona de estudio, las mesas y sillas son más pequeñas para que los niños se sientan totalmente cómodos y cada orientador está exclusivamente con dos alumnos, observando cómo resuelven los ejercicios y tratando de descubrir cómo piensan los alumnos para desarrollar sus habilidades de una manera totalmente personalizada. Todas las tardes, nuestros alumnos salen muy contentos de clase porque en ella han tenido una experiencia positiva que seguro tendrán ganas de volver a repetir. Esto les permite asentar las bases y tener una buena actitud hacia el estudio con una sonrisa.
 

Mi nombre es Ana Ferrando, desde 2006 soy orientadora en Kumon.

Lo que más me gusta de Kumon cada tarde es ver las caras de mis alumnos cuando logran comprender, cuando se sorprenden de los resultados, cuando se sienten capaces o cuando se quedan con las ganas de seguir haciendo más ejercicios.

Ser orientadora en Kumon me ha dado la oportunidad de observar a un niño de 2 años resolviendo un test de nivel del programa Kumon English y descubrir, bajo mi tutela, que es capaz de hacer bien la pinza para coger el lápiz, trazar con el lápiz sin salirse de unas guías con curvas, repetir palabras en inglés, recordar una palabra tras escuchar una oración en inglés, imitar el acento americano, interpretar las imágenes y asociarlas al sonido que acaba de escuchar, aprender la letra «i» y recordarla después de unos minutos… Pasar por esta experiencia tarde a tarde es algo que no me perdería por nada del mundo.

Además tengo la suerte de tener dos hijos que estudian con los tres programas, Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English, y de disfrutar de los beneficios a nivel personal y académico. Kumon me permite pasar todas las tardes más tiempo junto a ellos, ya que las habilidades adquiridas en Kumon desde los 2 años les permiten reducir considerablemente el tiempo de estudio, así como el tiempo que dedican a preparar los exámenes.

Si tú también tienes hijos en educación infantil, no lo dudes: ponte en contacto conmigo, dale la oportunidad de demostrarte lo que es capaz de hacer y déjate sorprender por tu hijo.
 

Horarios

Lunes 16:50 - 19:00
Martes 16:50 - 19:00
Miércoles 16:50 - 19:00
Jueves 16:50 - 19:00
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 60
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez.
Al mes
Por programa € 70


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Trabajará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Accesibilidad
Área de lectura independiente
Aparcamiento - Gratis
Transporte público - Metro
Transporte público - Autobús

Cómo llegar

C/ San Salvador, 18, bajo
Paterna
Valencia
46980
Coche
Prueba de nivel gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos