Educación

Cómo fomentar el aprendizaje en verano

jun 2021
Fomentar el aprendizaje en verano de una forma divertida ayudará a tu hijo a afrontar con éxito la vuelta al cole.
Fomentar el aprendizaje en verano de una forma divertida ayudará a tu hijo a afrontar con éxito la vuelta al cole.

Llegan las ansiadas vacaciones: un merecido tiempo de descanso y una gran oportunidad para fomentar el aprendizaje en verano y facilitar la vuelta al cole a la vez que se fortalecen los lazos familiares.

Sigue estos consejos y aprovecha el tiempo de ocio para fomentar el aprendizaje de tu hiio en verano de una forma divertida:

1. Cantar y leer juntos

Estimula la memoria de tu hijo, incrementa su vocabulario y alimenta su imaginación con un sinfín de aventuras a través de la música y los libros. Es cierto que los niños en verano pueden sentirse más reacios a hacer actividades, pero aquellas más lúdicas pueden ser un gran punto de apoyo, sobre todo si tienen lugar al aire libre, fuera del entorno de estudio habitual.

  • Cantar un poquito cada día
    En este enlace encontrarás una selección de 200 canciones para facilitar la iniciación de tu hijo a la lectura. Divertida, práctica y muy efectiva, esta es una de las mejores actividades que podéis hacer juntos y en familia.
     
  • Leer un poquito cada día
    Dedica cada día unos 15 minutos a la lectura con tu hijo. La hora de ir a la cama es un momento especialmente apropiado para leer juntos. En nuestra web www.crecerleyendo.es, compartimos algunas ideas para fomentar el aprendizaje en verano a través de la lectura. En ella encontrarás 420 recomendaciones de libros clasificados por competencia lectora, así como información y consejos para despertar y estimular el gusto por la lectura.
     
2. Entrenar la mente a primera hora de la mañana

 

El mejor momento para fomentar el aprendizaje en verano es a primera hora de la mañana porque los niños están más despejados y llenos de energía. Entre las actividades que proponemos, si tu hijo hace Kumon, ese es el momento perfecto para mantener la mente en forma con nuestros cuadernillos de Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English.

3. Jugar en familia

Una forma divertida de fomentar el aprendizaje de los niños en verano son los juegos de mesa; con ellos, aprenden los números, hacen operaciones básicas, clasifican elementos y los comparan, etc. Además, estimulan la competición sana porque les enseñan a ganar, pero también a perder. Aprovechando que en verano hace buen tiempo, es muy positivo también fomentar las actividades al aire libre.

4. Limitar el uso de la televisión, los móviles y las tabletas

Para fomentar el aprendizaje en verano es muy importante limitar el tiempo que tu hijo pasa viendo la tele o jugando con el móvil o la tableta. Los niños necesitan conversar para reforzar el lenguaje y jugar para mantenerse activos. Además, la exposición prolongada de los niños a móviles y tabletas produce adicción y déficit de atención, y afecta a la concentración y a la memoria debido a la celeridad de los contenidos.

5. Hacer un álbum de las vacaciones

Llenad vuestras vacaciones de historias en familia, imprimid las fotografías y acompañad cada una de ellas de textos que os recuerden los momentos compartidos.

6. Practicar matemáticas al hacer la compra e ir al campo

A los niños les encanta asumir responsabilidades. Aprovecha el momento de la compra para fomentar el aprendizaje en verano: deja que se encargue de la gestión del dinero y, de esta forma, podréis practicar juntos las cuatro operaciones básicas.

Si vais a pasar un día al campo, enséñale que, por ejemplo, las flores, naranjas y piñas están llenas de pentágonos, circunferencias y semicírculos. Disfruta de un paseo con tu hijo mientras descubrís juntos las figuras geométricas.

7. Asignar tareas en casa

Que los niños asuman pequeñas tareas en casa, como ordenar su habitación, poner la mesa, etc., les enseña a ser autónomos y responsables, dos grandes virtudes para el aprendizaje.


Las vacaciones son una oportunidad de fomentar el aprendizaje en verano y convertir «cantidad de tiempo» en «tiempo de calidad» integrando juego y aprendizaje de una forma divertida e inteligente.