Kumon y la estimulación temprana

22/05/2015

La estimulación temprana es un conjunto de actividades pedagógicas que pretende aprovechar los primeros años de vida de los niños, cuando aún son bebés y su cerebro es mucho más plástico, para proporcionarles las mejores posibilidades de desarrollo físico, intelectual y social. Se basa en el principio de que los bebés son verdaderas esponjas para el aprendizaje. En esta edad, por ejemplo, aprenden a gatear, caminar, mantener la postura o reconocer sonidos… pero las técnicas de la estimulación temprana parten de la idea de que, además de todo este aprendizaje natural, se puede incentivar a los niños a aprender hasta límites insospechados.

Esta idea está en consonancia con Kumon. En nuestros centros, ayudamos a los niños a desarrollar al máximo su potencial de aprendizaje con los programas de Matemáticas y Lectura. También creemos que, cuanto antes se empiece a trabajar con los niños, antes desarrollarán herramientas como la concentración, el hábito de estudio, la confianza en uno mismo y la motivación para aprender, que los convertirá en verdaderos autodidactas, capaces de aprender todo lo que se propongan. Como los niños pequeños aprenden tanto y tan deprisa, ¿te imaginas las posibilidades que se le pueden abrir a tu hijo pequeño con el paso de los años?

Kumon matemáticas

Los programas de Matemáticas y Lectura de Kumon permiten a los niños empezar a aprender a partir de los 2 años de edad. Estrictamente no se trata de estimulación temprana, que se puede empezar a aplicar a partir de los 3 meses según algunos pedagogos, pero los beneficios en el aprendizaje de los niños son mucho mayores. Siempre teniendo en cuenta que el aprendizaje para estos niños ha de ser motivador, una parte del juego, porque en definitiva, el juego es el mejor aprendizaje para los más pequeños.

¿Pueden aprender con Kumon todos los niños de 2 años? Sí, siempre que hayan desarrollado cierta madurez, sean capaces de permanecer sentados en una silla y atender órdenes sencillas. Muchos niños de 2 años son capaces de comer por sí mismos; del mismo modo, pueden aprender con Kumon, tal y como te explicamos en este post. Y todo ello sin atosigarlos, permitiéndoles que sean ellos los que marquen en ritmo de su aprendizaje, porque en Kumon valoramos la individualización educativa al máximo y los alumnos no compiten entre sí como en otros modelos.

Áreas de la estimulación temprana

Las actividades propuestas para que los padres puedan estimular a sus hijos desde bebés se dividen en cuatro grandes grupos, en función del área al que van dirigidas:

  • Área cognitiva: a través del pensamiento y la interacción con el mundo que lo rodea, el niño aprenderá a adaptarse a las diferentes situaciones a través de las experiencias.
  • Área motriz: para que el niño tome contacto con el mundo, deberá moverse y desplazarse a través de él. Tocar, manipular y ejercitar la coordinación óculo-manual son actividades básicas para esta área.
  • Área del lenguaje: se encarga de las capacidades comprensivas, expresivas y gestuales. Es importante hablar y cantar a los bebés constantemente.
  • Área socio-emocional: los niños han de sentirse queridos, lo que les dará seguridad en la vida. La creación de vínculos afectivos es indispensable para ello.
La entonación y el énfasis que pongamos en los diálogos permitirá que nuestros hijos identifiquen sentimientos y emociones.

La entonación que pongamos en los diálogos permitirá que nuestros hijos identifiquen sentimientos y emociones.

Los niveles de Kumon destinados a la educación infantil ponen en relación las cuatro áreas en diferentes medidas. Por ejemplo, a través de la secuencia numérica del programa de Matemáticas trabajarán el área cognitiva, y al trazar con el lápiz desarrollarán el área motriz. La relación del programa de Lectura con el área del lenguaje también es indiscutible.

8 consejos para la estimulación temprana

Los pediatras y psicopedagogos, así como el personal de guarderías, colegios y centros educativos, pueden asesorarte e informarte sobre actividades que sirvan para estimular el aprendizaje de tus hijos, y en los 240 centros Kumon de España podemos informarte sobre el aprendizaje en educación infantil. También te damos ocho consejos para llevar a cabo esas actividades:

  1. Respeta el tiempo de respuesta de tu hijo. Elige un momento tranquilo para jugar con él. Evita jugar con tu hijo cuando notes que está cansado, así como sobrecargarlo de tareas y de estímulos.
  2. Elige objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, y que sean seguros.
  3. Aprovecha el momento del baño para dar un masaje a tu hijo. Esta rutina puede servirte para ayudarlo a dormir.
  4. Los juegos deben ir acompañados de canciones, palabras y sonrisas. De cariño y dulzura, también.
  5. El juego tiene que ser algo placentero, para los dos.
  6. Pon música mientras llevas a tu hijo en el coche o en casa.
  7. Enseña libros a tu hijo. Si es un bebé, hay libros de tela, de plástico, con olores y distintas texturas. También puedes optar por los libros desplegables.
  8. Cuenta cuentos a tu hijo antes de dormir adecuándote a su nivel de comprensión.

Si quieres conocer los beneficios de los programas Kumon para niños en estas edades, rellena este formulario y un profesor se pondrá en contacto contigo para analizar el punto de aprendizaje de tus hijos.