Tatiana Portillo Serrano

Sobre el centro

Promociones disponibles

En el centro Kumon Madrid - Goya, el alumno es lo más importante. Llevamos más de 15 años ofreciendo a nuestros alumnos la posibilidad de aprender, con un magnífico método, matemáticas, lectura y ahora también inglés.

Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English disponen de materiales con contenidos desde educación infantil hasta bachillerato. Estos materiales desarrollan las habilidades necesarias para llegar a superar las pruebas de acceso a la universidad. El trabajo diario planificado y ajustado a cada alumno hace de Kumon un método integral de aprendizaje que capacita a los alumnos a través del cálculo matemático y la lectura comprensiva en inglés y castellano. Mediante la constancia y el trabajo diario, los alumnos crearán hábitos y actitudes que los acompañarán toda su vida, tales como la autoestima, la seguridad en sí mismos, una alta resistencia al fracaso y una gran capacidad de esfuerzo y la autonomía, así como habilidades necesarias para obtener éxito en su aprendizaje y enfrentarse a ello diariamente con confianza y de forma autodidacta.

En nuestro centro se cuida mucho que las condiciones sean favorables para que el aprendizaje sea una experiencia muy positiva y produzca cambios enriquecedores en nuestros alumnos.

Cientos de alumnos han pasado por nuestro centro y se han beneficiado de ello. En la actualidad, tenemos más de 200 alumnos.

Mi equipo y yo estaremos encantados de recibirlos en la calle Duque de Sesto, n.º 8, de Madrid, en el barrio de Salamanca, entre las calles de Alcalá y O´Donnell. Nuestro centro dispone de una amplia sala de espera.

Líneas de autobús: 2, 15, 21, 26, 28, 29, 43, 53, 61, 63, 146 y Circular.
Paradas de metro: Goya, Príncipe de Vergara, O´Donnell e Ibiza.
 

Mi nombre es Tatiana Portillo y conocí Kumon en el 2003, cuando me interesé por el método para uno de mis hijos. Con intención de conocerlo mejor, contacté con la central y, tras una entrevista informativa, todo cambió para mí.

Me vi con la ilusión de mi vida profesional al alcance de la mano y, después de la formación y las prácticas pertinentes, me embarqué en esta apasionante aventura. Aunque tengo estudios de magisterio y psicología, mi vida laboral se había desarrollado hasta ese momento entre despachos como secretaria de dirección, por lo que se me presentaba un reto muy motivador.

Después de todos estos años, sigo totalmente convencida y fascinada con este programa de Matemáticas que construye desde la base, ayuda al alumno a desarrollar al máximo sus capacidades de forma personalizada, le hace adquirir habilidades que le permitirán ser autónomo en todos los aspectos de su vida y le ayuda desde que aprende sus primeros números hasta que llega a dominar el cálculo integral y diferencial.

Cada vez que un alumno supera una dificultad por sí mismo, ya sea sumando 2, encontrando un mínimo común múltiplo o resolviendo a través del ejemplo una ecuación o una función, se pone de manifiesto el resultado de la perseverancia, de la constancia, de marcarse un objetivo y cumplirlo, de ver los errores como oportunidades para aprender y mejorar cada día, y de superar el «no me apetece» o el «no lo entiendo».

Compartir la ilusión de los alumnos de Kumon Lectura que comienzan a trabajar los primeros niveles tomando la palabra completa como punto de partida para iniciar el proceso de aprendizaje de la lectoescritura; ver que ello les proporciona una gran motivación, ya que comprenden desde el principio el significado del vocabulario que aparece en el material; ayudarlos a descubrir un mundo entero por conquistar a través de los libros, y ver cómo se convierten en ávidos lectores, críticos, muy competentes con respecto al nivel lector y capaces de sintetizar y reflexionar sobre lo leído, supone una gran motivación para mí.

Ahora estoy igualmente motivada con Kumon English, donde ves la ilusión diaria del alumno, que es capaz de hablar y entender desde el minuto uno, ya que la práctica es muy motivadora para los alumnos de todas las edades, que se ven mejorar cada día.

Me encanta acompañarlos en todo este proceso, cuando ven que lo han conseguido, que ya no silabean, que no necesitan contar con los dedos, que se ponen a trabajar sin que se lo digan, que han conseguido solucionar el ejercicio que no entendían, etc. Son tantos y tantos los retos diarios que los van haciendo grandes personas… ¡Me siento muy orgullosa de ellos!

En Kumon, todos los niños que trabajan bien mejoran, solo hay que darles el tiempo y la confianza que necesitan. Y aprendemos cada día de ellos sabiendo que cada uno es un nuevo reto en orientación, ilusión y esfuerzo.

«La evolución de los alumnos en su proceso de aprendizaje es único. Hagamos el camino juntos y ayudémosles a entender que ya son los hombres y las mujeres que mañana mejorarán el mundo».
 

Horarios

Lunes 16:30 - 19:30
Martes 16:30 - 19:30
Miércoles 16:30 - 19:30
Jueves 16:30 - 19:30
Viernes 16:30 - 19:30
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 60
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez.
Al mes
Por programa € 75


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Trabajará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Área de lectura independiente
Accesibilidad
Sala de espera
Aparcamiento - De pago
Transporte público - Metro
Transporte público - Autobús

Cómo llegar

C/ Duque de Sesto, 8, local
Madrid
28009
Coche
Prueba de nivel gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos