Alberto Picciolato De Lucas

Sobre el centro

Promociones disponibles

En el centro Kumon Madrid - Barrio del Pilar desarrollamos el potencial de aprendizaje de nuestros alumnos desde el momento de su matriculación. Desde nuestra apertura en 2011, han pasado ya más de 300 alumnos por nuestro centro y se han beneficiado del método Kumon. Nuestros programas son Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English. Cada familia elige si quiere uno, dos o tres programas. En los tres casos, los alumnos desempeñan un aprendizaje autónomo e individualizado a la vez que adquieren una buena base en matemáticas, unas buenas competencias lectoras y un buen nivel de inglés.

Kumon es un método que busca que los alumnos potencien habilidades y capacidades que les servirán toda la vida: concentración, hábito de estudio, seguridad y confianza. Además, tiene un enfoque totalmente individualizado que se aplica siempre a través de un material diseñado para avanzar de forma autónoma independientemente de la edad y el curso escolar (desde los contenidos básicos de Educación Infantil hasta Bachillerato).
 

¡Hola! Soy Alberto Picciolato y soy el orientador responsable del centro Kumon Madrid - Barrio del Pilar desde hace más de 7 años.

Mi vida profesional cambió cuando conocí el método Kumon y quise abrir el centro como franquiciado. Había trabajado con niños toda la vida dando clases particulares o de voluntario de la Cruz Roja (hace muchos, muchos años), pero especialmente en campamentos de verano como monitor. Ahí es donde descubrí lo que nos pueden enseñar los niños, lo que podemos aprender de ellos y cómo con ello podemos orientar mucho mejor a otros.

Cuando una amiga me comentó la existencia de Kumon y estuve leyendo sobre el método, no lo dudé. Después de una intensa formación/selección, abrí el centro en noviembre de 2011. Desde entonces, os aseguro que no hay dos días iguales, siempre hay algo diferente, un reto conseguido, uno por conseguir, una dificultad nueva de algún alumno, cualquier cosa. Pero lo que nos inunda de alegría (a las orientadoras que están conmigo y a mí) es ver a alguien que después de «luchar» con el material un buen rato, al final sonríe, pone esa cara de «¡Ya!, ¡ya lo tengo! Ya lo he “pillado”» y se va de la clase más contento de lo que entró.

Con todo esto, os podéis imaginar que mis hijos hacen Kumon. Como padre, la experiencia es algo parecida, aunque se vive de otra manera. Para mí, como padre, lo más importante con Kumon es haberles proporcionado las herramientas necesarias para poder enfrentarse a «lo desconocido» sin miedo. Podría explicarles cómo se resuelven los cuadernillos, pero lo que quiero es que aprendan a enfrentarse al material e intenten hacerlos por sí mismos. Creo sinceramente que esto los ayudará en su vida personal (y no solo en su vida académica).
 

Horarios

Lunes 16:00 - 19:30
Martes 16:00 - 19:30
Miércoles 16:00 - 19:30
Jueves 16:00 - 19:30
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 50
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez.
Al mes
Por programa € 73


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Trabajará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Sala de espera
Área de lectura independiente
Accesibilidad
Transporte público - Metro
Aparcamiento - De pago
Transporte público - Autobús

Cómo llegar

C/ Pedro Rico, 47
Madrid
28029
Coche
Prueba de nivel gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos