Lectura

Cómo leer en voz alta a tus peques

feb 2019
La lectura en voz alta es vital para el aprendizaje
La lectura en voz alta es vital para el aprendizaje

A todos los niños, sin excepción, les gusta que les lean libros ilustrados porque les resulta más fácil sumergirse en la historia escuchando las palabras que leyéndolas ellos solos.

Por otro lado, la lectura en voz alta implica transmitir las imágenes de la historia y la emoción de la persona que les lee; por tanto, se puede decir que la hora de leer en voz alta es, tanto para los niños que no saben leer como para los que ya se inician solos en la lectura, un tiempo para la imaginación, un momento para la tranquilidad y una oportunidad para estrechar ví­nculos familiares. No hay que olvidar que esta fase de lectura es temporal y que el proceso natural es que culmine con la lectura silenciosa.


Cuando se lee un libro en voz alta hay que tener en cuenta lo siguiente:

1. Al principio, los niños no permanecen mucho tiempo sentados y pasan las páginas a su antojo. Para ellos es una situación novedosa, por lo que es importante no llamarles la atención y dejar que poco a poco se vayan familiarizando con el libro.

2. Los niños suelen pedir que se les lea el mismo libro una y otra vez. Esto es normal en la etapa infantil. Además del gusto por la historia, la repetición propicia también un mayor aprendizaje.

3. Los niños disfrutan de las ilustraciones. No es recomendable pasar la página al ritmo de un adulto, sino dejar que los niños las miren tranquilamente y se recreen.

4. Los niños deben poder elegir sus lecturas.


Leer en voz alta a varios niños

Para leer en voz alta a un grupo de niños no hace falta conocer ninguna técnica especial. Cuando los niños perciben que quien lee lo disfruta, escuchan la lectura en voz alta con entusiasmo y atención. Aun así, se presentan a continuación algunas pautas que pueden ser de utilidad.

Antes de la lectura

Tiempo de lectura y cantidad de libros

1. La lectura en voz alta suele durar de 20 a 30 minutos.
2. Se recomiendan tres o cuatro libros de distintos temas.

Ambiente adecuado

1. Si los niños se sientan en el suelo, se debe procurar que sus hombros toquen entre sí, ya que de este modo se consigue la estabilidad y la concentración del grupo.
2. Sentarse en una silla da más estabilidad, por lo que el lector puede realizar la lectura en voz alta casi a la altura de los ojos de los niños.

Sobre los libros que se leerán

1. Abrir bien las páginas del libro para evitar que se cierre.
2. Leer el libro en voz alta previamente para conocerlo.
3. Observar bien las ilustraciones y entender su contenido.
4. Pensar en la velocidad de lectura al pasar las páginas.
5. Comprobar el tiempo que se tarda en leer cada obra.

Durante la lectura

Cómo mostrar un libro ilustrado

1. Enseñar siempre la escena que se está narrando y adecuar el ángulo y la altura del libro para que los niños puedan ver bien las ilustraciones.
2. Tener cuidado de no tapar la ilustración con los dedos, las manos o el cuerpo.

Cómo leer

1. Leer con voz clara, pausada y transmitiendo ternura. No levantar la voz ni sobreactuar.
2. Observar de vez en cuando las reacciones de los niños.
3. Variar el ritmo de la lectura según la narración.
4. No preguntar en exceso a los niños sobre qué les ha parecido la lectura.
5. Concluir la actividad con una frase del tipo: «Los cuentos de hoy han terminado».

Cómo pasar las páginas

1. Pasar cada página cogiendo la esquina superior o inferior y teniendo cuidado de no tapar la ilustración con el brazo.
2. No pasarlas rápidamente, sino al ritmo adecuado de la narración.
3. Antes de pasar una página, hacer una pequeña pausa para que los niños observen la ilustración.

La lectura es la base de todo conocimiento, un niño que lee es un adulto que piensa. ¿Sabes por dónde empezar? Descarga gratis nuestra Guía de la Bibliografía Recomendada de Kumon y disfruta de lecturas especialmente seleccionadas en función de la competencia lectora de tu peque.

Contacta con tu centro Kumon más cercano y entérate de todo lo que Kumon Lectura puede hacer para desarrollar el potencial de aprendizaje de tu peque.