Lectura

Cómo convertir a tu hijo en un lector competente

ago 2020
Visita la web «Crecer leyendo» y encuentra la lectura adecuada para convertir a tu hijo en un lector competente.
Visita la web «Crecer leyendo» y encuentra la lectura adecuada para convertir a tu hijo en un lector competente.

Conseguir que un niño o adolescente se convierta en un lector competente por iniciativa propia es uno de los retos más difíciles que tenemos los padres. Para ello, hay que demostrarles que la lectura es una experiencia placentera, aunque a muchos niños les pueda parecer un esfuerzo.

Un lector competente es capaz de comprender el sentido profundo del texto, elegir sus próximas lecturas siguiendo su propio criterio y leerlas porque tiene ganas de hacerlo. ¿Cómo podemos llegar con nuestros hijos a ese punto en el que la lectura les resulta motivadora y convertirlos en lectores competentes?

Para acertar a la hora de recomendar un libro a un niño, hay que tener en cuenta su nivel de comprensión lectora sin dejar de explorar niveles ligeramente superiores para proponerle retos asumibles.

Las pautas más sencillas para introducir a un niño en la lectura y ayudarlo a convertirse en un lector competente son las siguientes:

  1. Leer nosotros mismos. Los niños, especialmente los más pequeños, aprenden por imitación. Da igual si leemos el periódico o novelas, o si les leemos a ellos en voz alta. Además, cualquier momento es bueno: en la sala de espera del médico, antes de acostarlos, etc., aunque es especialmente positivo fijar momentos diarios de lectura conjunta.
     
  2. Leerles a nuestros hijos. Hay que jugar con las voces, las entonaciones y el énfasis en los diálogos para caracterizar a los personajes y dar vida al cuento. Así estaremos creando recuerdos memorables en la mente de nuestros hijos a la vez que los ayudamos a ser lectores competentes en el futuro.
     
  3. Dejar que nuestros hijos elijan sus propios libros y comentarlos con ellos si nosotros también los hemos leído. Debemos animar a nuestros hijos a seleccionar los libros que, a priori, les interesen más y les resulten más fáciles de leer. Además, si los propios contenidos del libro les resultan motivadores, eso los ayudará a engancharse a la lectura.
     
  4. Visitar sitios web relacionados con los libros como «Crecer leyendo», bibliotecas y librerías, y participar en actividades de animación a la lectura. Los centros Kumon organizan periódicamente actividades lúdicas donde los libros y los materiales de Kumon Lectura son los protagonistas. Podéis informaros sobre ellas en nuestras redes sociales.
     
  5. Asociar la lectura con momentos positivos. Regalar libros en cumpleaños, Navidad y otras ocasiones especiales predispone a asociar la lectura a los momentos felices de la infancia.
     
  6. Felicitar a nuestros hijos por sus logros. Cuando es el niño quien lee, hay que hacer que sea consciente de sus avances y felicitarlo por ellos. «Ya no tropiezas en las comas, muy bien» o «Ahora lees más rápido» son frases concretas y motivadoras que le demuestran su propia capacidad de aprender.

A un lector competente se le abre todo un mundo de experiencias con las que disfrutará en función de lo que le guste o le apetezca en cada momento.

Te animamos a visitar nuestra web «Crecer leyendo», en la que encontrarás una cuidada selección de 420 lecturas clasificadas en función de las etapas del aprendizaje lector a las que mejor se ajustan. Con nuestro programa de Kumon Lectura ayudarás a tu hijo a convertirse en un lector competente.

Aprovecha el verano con Kumon y nuestra promoción de matrícula gratis.