Educación

Claves para despertar la pasión para aprender

mar 2021
Aprender a estudiar es un proceso que requiere tiempo y dedicación, pero el punto de partida es despertar la pasión por aprender.
Aprender a estudiar es un proceso que requiere tiempo y dedicación, pero el punto de partida es despertar la pasión por aprender.

Para llegar a disfrutar del aprendizaje debemos estar en el lugar y el momento apropiados y tener la motivación adecuada.

Como bien dice la expresión «saber es poder», a mayor conocimiento, mayores posibilidades de lograr el éxito en la vida; por eso, nuestra mayor motivación es desarrollar al máximo el potencial de aprendizaje de forma individualizada, y la fórmula para conseguirlo es despertar la pasión por aprender.

Nuestros más de 60 años de experiencia y más de 4 millones de alumnos en todo el mundo nos permiten hoy en día darte las claves para despertar la pasión por aprender.

1. Vivir una experiencia de aprendizaje propia

Cada niño es un mundo y su ritmo de aprendizaje es distinto. En Kumon, cada alumno aprende a estudiar en el nivel en el que se siente cómodo independientemente de su edad, lo que posibilita incluso que avance más allá de su curso escolar al despertar su curiosidad y adaptar los esfuerzos. Los orientadores despiertan en los alumnos la pasión por aprender cuando les proporcionan material y temas adecuados a su capacidad de aprendizaje al tiempo que tienen en cuenta su grado de dominio del contenido para seguir avanzando de forma progresiva; por eso, los alumnos disfrutan aprendiendo y experimentan la sensación de logro a medida que su capacidad académica aumenta y su potencial de aprendizaje se desarrolla al máximo.

2. Aprender por uno mismo

Desarrollar la capacidad de aprendizaje hace que los alumnos sean cada vez más proactivos y los ayuda a perseguir sus objetivos y aspiraciones. Los orientadores de Kumon proporcionan la guía necesaria para que los alumnos puedan hacer los ejercicios por sí mismos siguiendo las pistas del material didáctico. De esta forma, aprenden a enfrentar nuevos desafíos por sí mismos a la vez que refuerzan su autoestima, confianza y motivación.

3. Hacer el camino paso a paso

Roma no surgió en un día; el éxito, tampoco: paso a paso hacemos camino. El material didáctico de Kumon está organizado en una secuencia de pequeños pasos que permite que los alumnos avancen desde los ejercicios más fáciles hasta los más difíciles de forma muy gradual, de modo que todos puedan aprender a estudiar con soltura y en un nivel apropiado para ellos.

4. Utilizar un traje a la medida de cada uno
 
Nuestros orientadores prestan especial atención a la capacidad académica de cada alumno y al modo en el que resuelve los cuadernillos. Basándose en sus observaciones, ofrecen un apoyo eficaz para garantizar que el alumno estudie siempre lo más adecuado para que disfrute aprendiendo.


A partir de los 2 años, tu hijo está listo para desarrollar su capacidad de aprendizaje con Kumon. ¡Ayúdalo a convertirse en su mejor versión! Contacta con tu centro más cercano.