Víctor Hernández García

Sobre el centro

Matrícula gratis Infórmate de nuestras promociones

Bienvenidos al centro Kumon Barcelona - Sant Gervasi-Galvany.

Desde nuestra apertura como centro piloto en el año 2003, en la calle Balmes, hemos trabajado con más de 600 familias con el objetivo de desarrollar al máximo el potencial de cada uno de nuestros alumnos; primero, mediante las matemáticas, y más tarde, también con el programa Kumon Lectura. Desde septiembre del 2018 contamos también con el programa Kumon English. Aprender matemáticas, adquirir una buena competencia lectora y ser capaz de trabajar con textos originales en inglés son objetivos que pretendemos conseguir mediante el autodidactismo, lo que nos diferencia de otros métodos de lectura, matemáticas o inglés.

Durante nuestro recorrido como centro, desde la calle Balmes, pasando por Travessera de Gràcia y actualmente en la calle Laforja, dieciséis alumnos han conseguido ser concluyentes del método Kumon, uno de los cuales terminó Kumon Matemáticas y Kumon Lectura antes de acabar primaria. Estamos muy contentos y orgullosos de contribuir y acompañar a los alumnos en su aprendizaje diario.

Nuestra prioridad no es solamente que los alumnos tengan un alto dominio del cálculo o una gran competencia lectora, o que sean capaces de desarrollar un nivel avanzado de comprensión lectora en inglés, sino que vamos más allá: buscamos en los alumnos el autodidactismo, por lo que los dotamos de recursos que los capacitarán para su vida en múltiples aspectos siguiendo un camino totalmente individualizado. Es importante para nosotros desarrollar la motivación para aprender, el hábito y la perseverancia, la actitud positiva ante un reto, la confianza en uno mismo… Todas ellas son habilidades útiles tanto para el desarrollo escolar como para el desarrollo personal.

Nuestro centro Kumon Barcelona - Sant Gervasi-Galvany está situado en la calle Laforja, muy cerca de la plaza Cardona. Contamos con sala de espera para las familias, aunque en la zona también se puede disfrutar de varias cafeterías y bares. Tenemos a 5 minutos andando la parada de Gràcia de los ferrocarriles y a 10 minutos, la de Muntaner. Contamos con varias zonas de aparcamiento cerca del centro.
 

Me llamo Víctor Hernández. Soy ingeniero químico de formación y profesor por vocación. Pese a haberme dedicado durante años a la ingeniería, mi vocación por la docencia me llevó, al finalizar la carrera, a obtener el Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP), equivalente al actual máster de Formación del Profesorado, a intervenir en proyectos europeos relacionados con la docencia y la enseñanza de las ciencias y a estudiar Psicopedagogía.

Dentro del sector educativo he trabajado en diferentes ámbitos, desde la educación formal en secundaria y bachillerato a ciclos de grado superior o refuerzo a nivel universitario y pruebas libres de acceso a la universidad, y con diferentes colectivos: niños y adolescentes dentro del sistema educativo formal, otros en situaciones de riesgo de exclusión social, internos en centros terapéuticos con problemas diversos y adultos.

Lo que más me entusiasmó de Kumon, y que considero aplicable a todos los diferentes ámbitos educativos en los que he trabajado, es la capacidad de dotar a los alumnos de la confianza en sí mismos para seguir con sus estudios. La estructura, la conceptualización y la metodología de Kumon les brindan herramientas para obtener la solución por sí mismos y ser capaces de deducir una estrategia de resolución, lo que a su vez les proporciona autonomía y seguridad para seguir adelante y aprender de forma autodidacta no solo en una materia concreta, sino que resulta extrapolable a cualquier área de estudio y a la propia manera de gestionar y encarar la vida y el futuro. Así, se ven y se sienten capaces de poder hacerlo o de hallar la forma de lograrlo por sí mismos.

Creo que parte de la magia de Kumon no es solo el aprendizaje académico que se puede adquirir con el método, que obviamente se obtiene en cualquiera de sus programas (Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English), sino el propio aprendizaje personal y vital, la autonomía, la adquisición de una rutina y hábito de estudio, la capacidad de concentración o aspectos emocionales tan importantes como la seguridad en uno mismo, la autoconfianza, la resiliencia o la gestión de los propios éxitos y fracasos como un medio más de aprendizaje. Ese aprendizaje personal, en casi todos los casos, es un paso previo imprescindible para llegar a adquirir un aprendizaje académico firme aplicado a la materia que sea. Y Kumon consigue aunarlo todo a la perfección.
 

Horarios

Lunes 11:00 - 13:30
16:00 - 19:00
Martes 11:00 - 13:30
16:00 - 19:00
Miércoles 11:00 - 13:30
16:00 - 19:00
Jueves 11:00 - 13:30
16:00 - 19:00
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 55
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez
Al mes
Por programa € 76


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Practicará o entrenará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto lleva el estudio diario?
El estudio diario suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa, aunque el tiempo total dependerá de la edad del alumno y del nivel en el que se encuentre. El orientador te explicará cómo se puede hacer el seguimiento teniendo en cuenta las características del centro y la aplicación de todas las medidas de seguridad que exigen las circunstancias.
Accesibilidad
Sala de espera
Área de lectura independiente
Transporte público - Metro
Aparcamiento - De pago
Transporte público - Autobús

Cómo llegar

C/ Laforja, 33
Barcelona
08006
Coche
Matrícula gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos