Amparo Bernal Neto

Sobre el centro

15 días gratis Promociones disponibles

El centro Kumon Barcelona - Horta se encuentra en un barrio de la ciudad de Barcelona, a pocos metros del paseo de Maragall y de la plaza de Ibiza. El centro abrió sus puertas en el año 2006, en un pequeño local de apenas 35 m², y tres años después se trasladó a una calle adyacente debido al gran aumento de alumnos.

Kumon es un método integral, multidisciplinar y totalmente individualizado. Nuestros alumnos adquieren los conocimientos que ofrecen nuestros tres programas, Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English, mejoran sus competencias académicas y, por ende, sus calificaciones escolares.

Más de mil familias han pasado por el centro y han confiado en nosotros y en nuestro método para que sus hijos adquieran conocimientos, confianza, seguridad, autoestima y, en definitiva, para que sean más felices desarrollando al máximo sus capacidades intelectuales. Kumon también favorece la concentración, la disciplina, la organización y la responsabilidad, desarrolla la memoria y motiva el autoaprendizaje.

Muchas familias se han mostrado aliviadas al conocer nuestro método y han comentado que era lo que habían estado buscando para su hijo durante mucho tiempo.

Nuestro local es espacioso, práctico y luminoso. Consta de una sala de espera para los padres, un despacho y tres aulas independientes. La forma de trabajo siempre es personalizada con cada alumno observando cómo desarrolla sus habilidades y ayudándolo y acompañándolo en su evolución y aprendizaje.

Delante del local hay un pequeño parque infantil y una zona comercial con aparcamiento. También se puede llegar al centro en transporte público: estaciones Horta o Vilapicina de la línea 5 de metro y autobuses H2, V23, V25, V27, 19, 102, 122 y 185.

Soy Amparo Bernal, orientadora de Kumon desde hace más de 12 años. Soy psicóloga y he trabajado en el área clínica, educativa y judicial.

Conocí Kumon a través de algunas madres que me consultaron sobre mi parecer acerca de este método, que habían implantado en el colegio de sus hijos, y me puse a averiguar sobre el mismo.

Lo primero que me sedujo fue la exquisitez del material, tan bien estructurado y pensado al detalle, que además abarcaba desde niveles iniciales donde contar puntos o figuritas hasta llegar a contenidos de razonamiento abstracto y lógico y pasaba por los cuatro pilares matemáticos: suma, resta, multiplicación y división. Actualmente contamos con dos programas más, también integrales: el de comprensión lectora y el de inglés, con los que los padres se sorprenden de que sus hijos no logren leer en el colegio y en seis meses sí lo hagan con nuestro método. Además de todo lo explicado, hay dos niveles donde el alumno trabaja la grafomotricidad, es decir, aprende a coger bien el lápiz, la direccionalidad en el espacio y la presión de trazado. Todo eso es muy importante para poder llegar a escribir claramente letras y números, y en Kumon está muy bien pensado.

Lo segundo que me gustó del método era que respetaba la atención a la diversidad. Todas las personas pueden hacer Kumon porque es un método individualizado, es decir, que el material es tan excepcional que se puede adaptar a cada persona y dar respuesta a sus necesidades educativas. Puede hacer Kumon desde un niño de 2 años hasta una persona de 90 años y, no solo en función de la edad, sino que también es recomendable tanto para niños con cierta discapacidad o trastorno como para los que poseen altas capacidades.

He colaborado con el grupo de trabajo sobre altas capacidades del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña y he comprobado cómo los alumnos con altas capacidades diagnosticadas se sienten frustrados por no poder desarrollar sus habilidades cognitivas y, por consiguiente, baja su rendimiento escolar. Varios de estos alumnos han pasado por mi centro y he comprobado que se estimulan, se motivan, disfrutan y agradecen cuando sus necesidades educativas se ven cubiertas con Kumon.

Lo tercero es que con Kumon TODOS desarrollan su potencial. Adquieren confianza y seguridad porque van superando sus pequeños retos. Los acompañamos y guiamos en su aprendizaje hacia el futuro dentro de sus particularidades personales. Me satisface enormemente cómo se sienten cuando salen del aula y en la sala de espera se oye «¡HE PASADO DE NIVEL!», o cuando una alumna que nunca había aprobado Matemáticas me envía una foto de su examen con un 7. Es maravilloso poder contribuir de alguna forma en esta evolución académica y personal, y poder hacer que ellos y sus familias, que han depositado su confianza en nosotros, se sientan más felices.
 

Horarios

Lunes 15:00 - 20:00
Martes 15:00 - 20:00
Miércoles 15:00 - 20:00
Jueves 15:00 - 20:00
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 70
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez
Al mes
Por programa € 75


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Practicará o entrenará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Área de lectura independiente
Sala de espera
Aparcamiento - De pago

Cómo llegar

C/ Petrarca, 44, bxs.
Barcelona
08031
Coche
15 días gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos