Teresa Villalón Pla

Sobre el centro

15 días gratis Promociones disponibles

Kumon es un método de aprendizaje que, a través del seguimiento de sus programas, Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English, busca potenciar todas las capacidades de los alumnos haciendo que aprendan de manera autodidacta. Con Kumon Matemáticas, el alumno desarrolla su capacidad de cálculo con el fin de estudiar las matemáticas de bachillerato sin dificultad. Con Kumon Lectura se trabajan textos muy distintos con una visión crítica del contenido y con Kumon English se desarrolla la habilidad de comprensión lectora de textos y obras originales en lengua inglesa.

El centro Kumon Badajoz - Santa Marina se encuentra en la calle Rafael Morales, n.º 1. Abrimos en el año 2004 y desde entonces son centenares los alumnos que se han beneficiado de nuestro método y muchos, también, los que han logrado concluir sus programas de aprendizaje.

Los principales beneficios del método son la autonomía en el aprendizaje, la capacidad de concentración, el hábito de estudio, la confianza en sí mismos y la motivación para aprender. El objetivo final es el autodidactismo, es decir, que los alumnos sean capaces de aprender por sí solos, que es la mayor cota de autonomía que les podemos proporcionar.

Nuestro centro tiene un horario muy amplio: de lunes a jueves abrimos de 16 a 20 h y los viernes abrimos por la mañana de 10 a 13 h y por la tarde de 16:30 a 19:30 h.

El centro Kumon Badajoz - Santa Marina se encuentra en un lugar muy céntrico. Tiene alrededor los colegios Arias Montano, Sagrada Familia y Luis de Morales, lo que facilita su compatibilidad con otras actividades extraescolares. El aparcamiento de la Memoria de Menacho está a 50 metros y en la avenida de Colón hay varias paradas de autobús.

Teresa Villalón. Badajoz - Santa Marina.

Soy orientadora del centro Kumon Badajoz - Santa Marina desde el año 2004.

Siempre me había atraído la enseñanza y cuando conocí el método, a través de un familiar, supe que era el tipo de formación que estaba buscando desde hacía tiempo para mis hijas, que de esta manera se convirtieron en mis primeras alumnas.
Me licencié en Filología Románica; hice un bachillerato clásico con latín y griego, y posteriormente, durante los estudios universitarios, adquirí las competencias para tener una buena capacidad de análisis y de síntesis. Estas capacidades pueden obtenerse independientemente de la materia concreta que se estudie, no es necesario ser de «letras» o de «ciencias». Y esto en Kumon se hace muy evidente. Por supuesto que realicé los materiales de los programas de Matemáticas y de Lectura del método, y en concreto, en matemáticas, he llegado a unos niveles que no había visto nunca. He sido la primera persona de mi centro en ser autodidacta, por eso, cuando algún alumno me dice que no entiende algo, sé que debo insistirle en que se esfuerce un poco más, que estudie el ejemplo, pues va a aprender de una manera mucho más eficaz la materia que sea, pero, sobre todo, va a ser consciente de que «es capaz». Actualmente estoy trabajando personalmente Kumon English y he de decir que tanto mi familia como yo estamos asombrados con los resultados que estoy obteniendo. Una vez más, Kumon me está demostrando que soy «capaz» y que no hay límites de edad para aprender.

Además, el haber sido usuaria del método con mis hijas me ha permitido conocerlo desde el punto de vista de las familias y desde el punto de vista de orientadora. Los beneficios son evidentes, pero hay algunos aspectos que me gusta poner de relieve.

Kumon, para los padres, es una maravillosa herramienta educativa y fácil de seguir. Va a enseñar a los niños a mantener el esfuerzo en el tiempo, a trabajar midiendo los minutos que invierten y a aprender en profundidad la materia que se trate; los va a hacer capaces de pensar muy deprisa; los va a mover para la acción y a no buscar apoyo en sus padres o sus mayores de referencia, y, lo más importante, les va a enseñar a no considerar el error como un fracaso personal, sino que, al analizarlo y rectificarlo, lo van a convertir en una oportunidad para aprender. Lo que buscamos es que los alumnos sean capaces de aprender por ellos mismos, pues entendemos que esta es la máxima cota de autonomía personal que podemos proporcionarles.

Para mí, y para el extraordinario equipo que tenemos en Badajoz, la mayor satisfacción es ver cómo los alumnos crecen en su autoestima; ver cómo sonríen cuando tienen experiencias de éxito; ver cómo, poco a poco, se van atreviendo a aprender por ellos mismos, y es que hay que ser muy valiente para enfrentarse a una materia que nadie te ha enseñado previamente. En Kumon, logramos educar alumnos fuertes, alegres y valientes, y esto lo conseguimos haciéndoles aprender matemáticas, haciéndoles obtener una buenísima competencia lectora y proporcionándoles una gran comprensión de textos originales en inglés.
 

Horarios

Lunes 16:00 - 20:00
Martes 16:00 - 20:00
Miércoles 16:00 - 20:00
Jueves 16:00 - 20:00
Viernes 16:30 - 19:30
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 50
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez
Al mes
Por programa € 70


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Practicará o entrenará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Sala de espera
Área de lectura independiente
Aparcamiento - De pago
Transporte público - Autobús

Cómo llegar

C/ Rafael Morales, 1
Badajoz
06005
Coche
15 días gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos