Anna Moreno Benavent
5 de 5 reseñas

Sobre el centro

Promociones disponibles

En Kumon Riba-Roja - C/ Major, lo que hacemos es valorar a cada niño sin excepción. Cualquier persona a partir de los 2 años puede seguir nuestro método de aprendizaje. Kumon es mucho más que unas clases particulares o de repaso.

Buscamos que el alumnado sea capaz de pensar, analizar y razonar con autonomía, con total confianza y seguridad en sí mismo.

A través de la comprensión lectora, o del cálculo en las matemáticas, los alumnos van adquiriendo hábito de estudio, metodología de trabajo, concentración y asentando las bases que les permitirán aprender contenidos nuevos, de forma autónoma e independiente. Siempre van guiados por la orientación del profesorado, que se encarga de descubrir su potencial para ir sacándolo día tras día.

Esto provocará en ellos la satisfacción y la motivación necesarias para seguir avanzando con ganas de aprender en cualquier ámbito de su vida. Estos resultados requieren planificación, dedicación y tiempo; pero sin lugar a dudas, ser una persona competente y autónoma, les facilitará el día de mañana en cualquier cosa que se propongan.

Disponemos de sala de espera para las familias, estamos en el centro del municipio y muy cerca de un gran aparcamiento público y gratuito. La parada del metro está a unos 5 minutos a pie.

¡Hola! Soy Anna Moreno, la profesora encargada del centro Kumon Riba-roja - C/ Major. Os cuento un poco mi historia.

Hace ya 7 años que decidí encarar mi carrera profesional a descubrir el potencial de los alumnos con el método Kumon y os puedo confesar que no puedo estar más satisfecha y feliz de haber elegido este camino.

Hice una ingeniería superior en la Universidad Politécnica de Valencia, siempre he sido muy inquieta y me he sentido atraída sobre todo por el ámbito social y la naturaleza.

Cuando acabé mis estudios superiores, decidí realizar el curso de adaptación pedagógica para poder dar clases en secundaria y bachillerato. Empecé así a dar clases de refuerzo, particulares o en grupo, de matemáticas. Descubrí entonces, que había algo que no me acababa de gustar en ese trabajo. No me satisfacía.

Un día, tuve la gran suerte de observar a mi sobrino hacer Kumon, para mí era un mero cuaderno lleno de multiplicaciones (contenido muy superior al currículo escolar por edad). Lo que más me sorprendió fue la agilidad con la que operaba, la predisposición con la que lo hizo, su motivación y felicidad una vez había acabado y supo que había tardado menos tiempo de lo que la profesora le había pedido. Esta era la actitud que yo buscaba conseguir en mis alumnos.

Así pues, decidí asistir a una charla informativa para saber qué era eso de Kumon. Me encantó todo lo que allí me contaron, en el centro piloto de Valencia. E inicié así el proceso de selección que duraría un poco más de un año.

Abrimos las puertas, finalmente, en septiembre del 2010. Todavía recuerdo a mi primer alumno, ¡todavía lo tengo aquí conmigo!
Lo que más me cautivó de lo que me contaron y lo que vi en ese centro fue la coherencia entre ambas cosas. Ver cómo hay una red de profesionales trabajando con los chavales, poniendo su máximo esfuerzo y profesionalidad con el fin de descubrir su potencial y desarrollar sus habilidades de forma autodidacta.

Lo más satisfactorio como profesora es ver cómo puedes influir en el desarrollo de cada alumno como persona. ¡La capacidad de aprendizaje es moldeable, se puede trabajar y desarrollar! Cualquier persona puede brillar más de lo que lo hace, solo hay que creer en ella, observarla, estudiar y planificar las estrategias más adecuadas para ella de forma individualizada.

Otro aspecto que me motiva cada día es que, en Kumon, siempre todos estamos aprendiendo, tanto de los alumnos, familias, cursos de formación centrales o reuniones de equipo. El aprender me hace sentir viva, porque si yo aprendo, contribuiré más al desarrollo de mis alumnos como personas responsables y competentes, influyendo así de forma muy positiva a crear una sociedad mejor.

Acepto el reto cada día con enorme satisfacción, mucha seriedad y responsabilidad.

¡Nos vemos en el centro! Podéis pedir cita previa por cualquier vía.

Horarios

Lunes 12:30 - 15:00
Martes 12:30 - 15:00
Miércoles 12:30 - 15:00
Jueves 12:30 - 15:00
Viernes 12:30 - 15:00
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 47
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez.
Al mes
Por programa € 65


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Trabajará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.

Cómo llegar

C/ Major, 67
Riba-Roja
Valencia
46190
Coche
Prueba de nivel gratis

Reseñas de Google

Valoración global

5

De 5 reseñas en Google

Valoración global

Desliza para ver más

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos