Qué es Kumon

Cómo te podemos ayudar

Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Para ambos, y también para todos los demás, ya que entendemos la educación desde la individualización. Por eso, en Kumon siempre nos preguntamos: «¿Qué es lo mejor para este niño en concreto?». Tras realizar una prueba de nivel, trazamos un plan de estudio para potenciar la capacidad del alumno y lograr que avance más allá del estándar internacional de Kumon o EIK (una aproximación internacional a su nivel escolar), sea cual sea su punto de partida. Kumon da la bienvenida a alumnos con necesidades educativas especiales o de gran talento, y a todos aquellos que crean que pueden llegar más lejos y desarrollar todo su potencial.
A los alumnos de Kumon se les propone una pequeña tarea diaria por una sencilla razón: realizar una cantidad razonable de trabajo cada día resulta más efectivo que afrontar sesiones de estudio más largas entre descansos prolongados. De esta manera, los niños aprenden de forma más eficiente y avanzan más deprisa, ya que aplican de inmediato lo que van aprendiendo. Esta rutina también fomenta hábitos de estudio eficaces y una actitud positiva ante el estudio.
Los programas de Kumon no siguen ningún currículo escolar ni están pensados para preparar a sus alumnos para ningún examen específico. Sin embargo, estudiar habitualmente con Kumon dotará a tu hijo de todas las herramientas necesarias para obtener buenos resultados académicos a largo plazo.
Nuestros alumnos suelen darse cuenta con el tiempo de que, gracias a estudiar en Kumon, han desarrollado habilidades y adquirido experiencias que los ayudan a superar con éxito exámenes de distintos tipos. Esto se debe a que Kumon potencia la confianza en uno mismo y la autonomía, así como las habilidades para las matemáticas, la lectura y el inglés, y otras más transversales que resultan útiles en muchas materias. Además, los alumnos se acostumbran a las condiciones de los exámenes gracias a las pruebas de nivel que realizan durante su trabajo en Kumon.
Tener soltura en un tema es fundamental para dominarlo, ya que esta es la única manera de resolver la tarea no solo con precisión, sino también con rapidez. Una cosa es encontrar la respuesta a 8x7 y otra muy distinta es ser capaz de recordarla inmediatamente. La soltura y la precisión son claves para que tu hijo consiga afrontar satisfactoriamente tareas cada vez más difíciles.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.

¿Tienes alguna otra pregunta?