Nieves Sarmiento Rodríguez

Sobre el centro

Infórmate de nuestras promociones

En el centro Kumon Lugo - Muralla Romana enseñamos a nuestros alumnos a «aprender a aprender» con nuestros programas de Kumon Matemáticas y Kumon Lectura. Desde el año 2006 han sido muchas las familias que han confiado en nuestro trabajo matriculando a sus hijos para ofrecerles a ellos la oportunidad de desarrollar sus habilidades y a nosotros, la gran responsabilidad de guiarlos hasta conseguir sus metas.

En el centro Kumon Lugo - Muralla Romana entendemos la educación como un asunto de máxima prioridad para el desarrollo de las personas, por lo que conducimos al alumno desde su realidad actual (independientemente de su edad y curso escolar) hacia la superación personal y el pleno aprovechamiento de sus posibilidades para convertirse en una persona responsable, autónoma, segura de sí misma y capaz de tomar las riendas de su aprendizaje y afrontar con éxito su futuro.

Estamos en la céntrica avenida das Fontiñas, cerca de la estación de tren y de la estación de autobuses, próximos a una parada de autobús urbano, muy cerca de una de las salidas hacia la autovía A6 y cerca de la N-VI, que circunvala la ciudad. Los padres disponen de una sala con wifi en la que pueden esperar tranquilamente mientras sus hijos están en el aula o, si lo prefieren, disponen de una amplia oferta hostelera en la zona.

Damos la bienvenida a aquellas familias que quieren lo mejor para sus hijos, nuestros alumnos, y que quieran brindarles una educación de calidad ofreciéndoles en todo momento un plan de estudio totalmente personalizado y adaptado a la realidad de cada alumno.

Han sido varios los alumnos concluyentes que han terminado uno de los dos programas y que actualmente están incorporados al mercado laboral o se están formando en sus respectivos grados afrontando su futuro con seguridad en sí mismos y curiosidad por seguir aprendiendo cada día, y poniendo en práctica una frase del fundador del método, Toru Kumon: «Nunca es suficiente, siempre hay algo mejor».
 

Me incorporé al método Kumon en el año 2006 tras estar trabajando varios años en la administración. La educación me atrajo como profesión desde muy pequeña. No fui una buena estudiante en Educación Primaria, nadie me había enseñado a estudiar y estaba muy perdida hasta que dos profesoras me creyeron capaz de conseguir mis objetivos y desde entonces mi vida cambió totalmente. Tengo presentes siempre, en mi quehacer diario, a estas dos grandes mentoras y procuro seguir sus enseñanzas: «Dame a un niño que se sienta capaz y todo lo demás llegará por sí mismo».

Como docente, procuro tener muy presente lo que no se debe hacer en educación para no perjudicar a ningún alumno y, como madre Kumon, estoy orgullosa de haber ofrecido a mis hijos la gran oportunidad que yo no tuve de aprender con el método Kumon.

Horarios

Lunes 16:00 - 20:00
Martes 16:00 - 20:00
Miércoles 16:00 - 20:00
Jueves 16:00 - 20:00
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 20
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez
Al mes
Por programa € 70


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Practicará o entrenará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Sala de espera
Transporte público - Tren
Área de lectura independiente
Aparcamiento - Gratis
Transporte público - Autobús

Cómo llegar

Av. de Fontiñas, 130, 1.º
Lugo
27002
Coche
Prueba de nivel gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos