Valentina, con 9 años, concluye Kumon Lectura y resuelve integrales

Tiene una mirada analítica y unos ojos enormes con los que se come el mundo, está muy segura de sí misma y muestra una madurez sorprendente, que contrasta con su dulzura e inocencia. Así es Valentina, quien con 9 años se convirtió en una de las concluyentes más jóvenes de Kumon Lectura de España y la más joven de Vigo. Confiesa que su próximo reto es concluir Kumon Matemáticas.

Valentina ha escrito miles de cuentos y algunas poesías e historietas; se declara adicta a la lectura («Leo en todas partes, incluso en la cola del coliseo de Roma»); disfruta especialmente de las novelas de misterio y aventuras; su libro favorito es Asesinato en el Orient Express, y su escritora preferida es J. K. Rowling. «Cuando leo sus libros, me digo a mí misma: “Es increíble que saque tanta fantasía de su mente”, y me veo un pelín reflejada en ella, puesto que dicen que tengo mucha imaginación», nos dice emocionada.

De mayor quiere ser científica, bióloga y pintora, y está convencida de que lo conseguirá porque con esfuerzo todo es posible. Además, tiene dos grandes cualidades: un alto grado de autodidactismo, pues estando en cuarto de primaria ya es capaz de hacer sus deberes sin necesidad de ayuda, y que es una niña metódica que siempre hace sus ejercicios de Kumon antes de ir al colegio, lo cual le permite gestionar el tiempo de forma eficiente para disfrutar de su familia y sus amigos sin renunciar a nada.

Para Valentina, Kumon es como comer o dormir. «Si todos los días comes y duermes, todos los días te tienes que sentar a trabajar un ratito», afirma.


Próximo reto: concluir Kumon Matemáticas

A Valentina no la asustan los retos; todo lo contrario, ¡le encantan!; tanto como las matemáticas. «Como dice mi papá, las matemáticas están en todas partes. Yo muchas veces me entretengo haciendo cálculos, como cuando mi mamá me dice: “Faltan 10 minutos para la cena”, y yo miro mi reloj y veo hasta cuándo puedo seguir leyendo», nos cuenta.

Lo que más le gusta de las matemáticas es el cálculo porque es muy útil en la vida diaria. «Por ejemplo, para calcular la cuesta de mi garaje, la rampa de la playa…», reflexiona.

«Kumon Matemáticas me aporta capacidad de cálculo mental, agilidad y rapidez en los  estudios», afirma.


Valentina ¡es un bombazo!

 El primer recuerdo que tiene de ella Carmen Pérez, su orientadora y directora del centro Kumon Vigo - As Travesas, es del día en que realizó la prueba de nivel. «Vi a una peque que llegaba con su mochila a la espalda y con una postura y una capacidad de atención sorprendentes para su edad», evoca con una sonrisa.
 
Carmen confiesa que Valentina es la mejor alumna que ha tenido y la define como una niña excepcional: «Hay alumnos muy buenos en mates; los hay también muy buenos en lectura, pero Valentina es buena en todo, es un bombazo».
 
Valentina le ha enseñado a Carmen que la edad no es una barrera ni un límite, que se puede leer a Poe o resolver integrales en la más tierna infancia y que nada es imposible. «Creer en su capacidad y dejarte sorprender es esencial», afirma convencida.


Algunas anécdotas de Valentina en palabras de su orientadora

1.- Muy recientemente, le he programado cuadernillos difíciles y los hemos visto un poco en clase antes de irse porque le quería advertir de su dificultad. Su respuesta fue: «No te preocupes, Carmen. Si otros niños han podido hacerlos, yo seguro que también podré».

2.- El verano pasado, con motivo de su primera comunión, le dije que para ese día no iba a llevar trabajo a casa y que su única ocupación era disfrutar del día. Ella me dijo que hacer un par de hojas no le iba a impedir disfrutar del día y que Kumon es como comer o dormir. «Si todos los días comes y duermes, todos los días te tienes que sentar a trabajar un ratito». No entendía por qué no iba a poder hacerlo también el día de su primera comunión.


La implicación de la familia de Valentina

 El proceso de personalización del aprendizaje de Valentina es muy sencillo porque es ella quien marca el ritmo. Su familia juega un papel primordial implicándose al cien por cien, brindando una colaboración absoluta y confiando plenamente en la capacidad de gestión de su orientadora.
 
Sus padres la apuntaron a Kumon porque Valentina es muy curiosa y le encanta aprender cosas nuevas. Como hemos dicho muchas veces, la curiosidad es el primer paso para descubrir el potencial.
 
«Los fragmentos que ha ido leyendo mientras hacía Kumon Lectura la han incitado a querer leer los libros completos, en muchos casos. También ha habido lecturas que le han despertado curiosidad por determinados temas, personajes o acontecimientos históricos muy interesantes, y esto la ha ayudado a ser una “devoralibros” y ganar un concurso de lectura y algunos de poesía», puntualiza su padre.

Kumon le ha permitido a Valentina desarrollar un hábito de trabajo desde muy pequeña, empezar aprender por sí misma y sobre todo, tratar de resolver los ejercicios de forma autónoma.
 

¿Quieres que tu hijo desarrolle al máximo su potencial de aprendizaje con Kumon? solicita una prueba de nivel gratuita en este enlace.

Volver

Entradas similares

Vigo - As Travesas

Carmen Pérez Álvarez

Ver centro

Filtros

Programas


Rangos de edad