Con 6 años, Martín Rodríguez disfruta trabajando en Kumon contenidos de matemáticas de 5.º de primaria

ene 2020
Con 6 años, Martín trabaja en Kumon contenidos de matemáticas de 5.ºde primaria.
Martín trabaja de forma metódica y analiza los ejemplos de los ejercicios antes de comenzar a resolverlos.

Cuando Martín empezó con Kumon Matemáticas en el centro Kumon Salamanca - Alamedilla, tenía 3 años y sabía contar, pero no escribir los números. Hoy tiene 6 años y disfruta trabajando en Kumon contenidos de 5.º de primaria.

A Martín le ilusiona concluir Kumon Matemáticas: «Acabar todos los niveles me haría muy feliz y significaría poder superar un gran reto».

Desde muy pequeño le gustan los números, incluso desde antes de saber qué son las matemáticas. Para él, resolver ejercicios es jugar con los números. Aunque hasta ahora las matemáticas le han parecido fáciles, sabe que al ser alumno adelantado en Kumon se enfrentará a nuevos retos. A su corta edad está convencido de que «las cosas se superan trabajando un poco todos los días; aunque tardes un tiempo en aprenderlas, no pasa nada». Además, comenta que siempre que empieza algo nuevo se siente feliz.

Martín disfruta estudiando el contenido que aprenden «los mayores»: «A mí me gusta saber cosas de mayores y sentarme en la mesa con ellos, aunque cada uno tiene que ir a su ritmo. También me gusta recibir un regalo cada vez que tengo 10 pegatinas por conseguir el 100 en los cuadernillos».

Martín está tan enganchado a las matemáticas que las aplica en su día a día: «Cuando los niños del cole llevan caramelos, hago la división para saber cuántos le tocan a cada uno; cuando voy a la compra con mi familia, juego a sumar el precio de las cosas y calcular cuánto dinero tienen que devolvernos al pagar en caja».

Como todo niño de su edad, a Martín le gusta montar en bici, jugar al fútbol y al baloncesto y, en verano, nadar y estar con sus amigos. Disfruta especialmente cuando va a casa de sus abuelos a jugar al Pasapalabra.

Una familia comprometida con el aprendizaje

El éxito se trabaja a diario tanto en el centro Kumon como en casa. Martín recibe un gran apoyo por parte de su familia y de sus orientadoras: «Cuando voy al centro Kumon y me atasco o no entiendo bien cómo resolver un ejercicio, siempre están para ayudarme y aclarar mis dudas. En casa, mis padres me ayudan, sobre todo, a tener una rutina para trabajar e intentan que avance solo».

Su orientadora, M. Carmen Chico, confirma que su familia está muy implicada en su aprendizaje: «Sus padres siempre están al tanto de lo que hace. El apoyo a nuestras decisiones y la buena comunicación han sido esenciales. Además, durante el periodo de vacaciones nunca han tenido problema para avanzar en los contenidos y ser ellos el máximo apoyo de Martín cuando no acude al centro».

«Martín es un alumno con unas ganas increíbles de aprender»

En palabras de su orientadora: «Martín es un alumno con unas ganas increíbles de aprender cosas nuevas; cada vez que tiene que empezar contenido distinto, llega al centro con muchísimas ganas y emoción».

M. Carmen define a Martín como un niño trabajador, alegre y muy motivador para las personas de su entorno. Confiesa que con él ha aprendido que no hay que poner límites al aprendizaje de ningún niño: «Durante su primer año en Kumon, cuando empezó a trabajar con las restas con llevada, dudé de si sería demasiado complejo para un niño de su edad y lo comenté con su madre. Decidimos no ponerle límites y comprobamos que no tuvo ningún tipo de dificultad. A partir de entonces, lo dejamos avanzar al ritmo que él nos marcaba».

¿Por qué Martín progresa tan rápido? La estrategia de su orientadora es observarlo mientras trabaja y motivarlo en su aprendizaje: «A Martín le gusta saber qué vendrá después del contenido que está estudiando y a menudo le explicamos qué hará la siguiente semana si cumple con los objetivos».

La estrategia de Martín es trabajar de forma metódica y analizar los ejemplos de los ejercicios antes de comenzar a resolverlos.

M. Carmen finaliza esta entrevista destacando el esfuerzo y empeño de Martín cuando algo le cuesta un poquito más; ese es el secreto de su evolución en el aprendizaje.

Si quieres que, como Martín, tu hijo desarrolle al máximo todo su potencial de aprendizaje, contacta con tu centro Kumon y disfruta de 15 días de prueba gratis sin compromiso hasta el 29 de febrero de 2020 en cualquiera de nuestros programas: Kumon Matemáticas, Kumon Lectura y Kumon English.