Aina Dolcet, ejemplo de constancia y motivación con Kumon Lectura

ene 2015
Aina Dolcet.

Sólo ha tardado un año en terminar el programa de Kumon Lectura, por lo que podemos decir que Aina Dolcet es un ejemplo de motivación y trabajo constante.

Se matriculó en el programa con 12 años en Kumon Lleida - Universitat, y ahora con 13 agradece a tuda su familia el apoyo que ha recibido para profundizar su aprendizaje. En esta entrevista leemos su opinión de Kumon y cuál ha sido la experiencia con el programa de Lectura.

Pregunta: ¿Te gustaba leer antes de empezar el pro­grama en Kumon?
Respuesta
: Sí, siempre me ha gustado leer. Kumon me ha ayudado a ser más crítica y selectiva con la gran oferta lectora que existe en el mercado actual. Ahora estoy leyendo Bajo la misma estrella. Y, de momento, el libro que más he disfrutado es Així és la vida, Carlota, que a día de hoy me lo he leído ya una decena de veces.

P: De todos los niveles del programa de Lectura, ¿qué contenidos te costaron más esfuerzo? ¿Y cuáles te parecieron más sencillos?
R: Cada vez que superaba un nivel y afrontaba uno nuevo, los principios eran críticos porque requería mucho esfuer­zo, pero una vez cogido el tranquillo era más llevadero y muchas veces incluso disfrutaba haciéndolo. (En este post te ayudamos a que tus hijos disfruten la lectura)

P: ¿Qué es lo más interesante que has aprendido con los cuadernillos del programa de Lectura?
R:
Lo importante que es marcarse un objetivo y luchar con todas tus fuerzas para llegar a él. Luego, el nivel de satisfacción es indescriptible.

P: ¿De qué forma te ayudaron tus padres y tu orientador a lo largo de toda tu trayectoria en Kumon?
R:
Mis padres y mi hermano han estado siempre a mi lado mostrándome el lado positivo de mi esfuerzo y en­señándome a tomármelo con humor cuando lo veía todo negro. La palabras de ánimo y apoyo a mi esfuerzo de mi orientador Joan también han sido claves para lograr mi meta.

P: ¿Cómo animarías a los alumnos que ahora están en un punto difícil del programa?
R:
Aunque a veces haya momentos difíciles y complica­dos, es importante seguir adelante y no abandonar para poder llegar al final. Siempre va bien hacer una pausa cuando es necesaria y recuperar energía para seguir.

P: ¿Qué consejo puedes dar a otros estudiantes para que también lleguen a ser concluyentes?
A:
Si te planificas y te organizas, hay tiempo para todo.

P: ¿Pensaste alguna vez en dejar Kumon? ¿Por qué?
R:
Sí, sobretodo en épocas de exámenes o de mucha presión por parte del instituto, aunque luego acabas dándote cuenta que Kumon es una forma indirecta de estudio.

P: ¿Cuándo te propusiste convertirte en concluyente?
R: Cuando me planteé iniciar el programa de Kumon Matemáticas.

P: ¿Crees que tu trabajo en Kumon te ha ayudado en otras materias? ¿En cuáles?
R:
Sí, directamente en Lengua castellana e indirectamen­te en las restantes porque favorece la concentración y genera hábito de estudio.

P: ¿Qué beneficios crees que tiene terminar el pro­grama de Lectura? ¿Qué habilidades crees que has desarrollado tras tu paso por Kumon?
R: Soy mucho más competente organizando ideas y he mejorado mucho en el ámbito gramatical y textual. En elaboración de síntesis, soy mucho más rápida a la hora de localizar información en cualquier tipo de texto y sobre todo para extraer la idea principal; he eliminado práctica­mente los errores ortográficos en lengua castellana y soy mucho más ágil a la hora de usar conectores.

P: ¿En qué te gustaría trabajar cuando seas mayor? ¿Crees que tu experiencia en Kumon te va a ayudar a conseguirlo?
R: Hoy por hoy me gustaría ser dentista, aunque Kumon creo que me va a ayudar en cualquiera que sea mi futuro.

P: ¿Recomendarías el programa de Lectura a otros alumnos?
R: Sí, es una buena opción para viajar desde la mesa de estudio de tu casa.


Entrevista a Joan Tomàs Alcaine, profesor del centro Kumon Lleida - Universitat

Hablamos también con Joan Tomàs, que acompañó a Aina en todo su proceso de aprendizaje con Kumon. Destaca la madurez de la alumna y la felicita por su automotivación constante.

Pregunta: ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de Aina?
Respuesta: La primera impresión que tuve fue que, para una edad tan complicada como tenía cuando vino al centro por primera vez (12 años recién cumplidos), proyectaba una imagen de seriedad, responsabilidad y compromiso poco común en alumnos de esta edad y generación.

P: ¿Cuál crees que fue el momento más duro para ella?
R: El final del nivel I, el último de síntesis de textos, porque llevaba todo el verano traba­jando muy duro (un cuadernillo diario). Aina se acercaba al final del programa, tenía el objetivo que nos habíamos marcado muy cerca, pero se le juntó la saturación del verano (en este post hablamos del trabajo en vacaciones), el in­minente inicio de curso... y perdió un poco de la seguridad que había atesorado desde el primer día. Pero lo superamos con refuerzo positivo y cambiando las pautas de trabajo.

P: ¿Cómo ha afrontado las dudas y los problemas?
R: Realmente, ha sido una alumna con pocas dudas y problemas. Casi no ha cometido errores en la resolución de los cuadernillos y ha sabido aplicar muy bien los ejemplos y las breves directri­ces del material didáctico; en todo caso, alguna duda en el vocabulario (su lengua materna es el catalán) y alguna reticencia o remolonería a la hora de coger el diccionario.

P: ¿Cuál es el momento que recuerdas con mayor cariño?
R: El final, porque se ha merecido el diploma; se lo ha gana­do con creces a base de motivación y esfuerzo.

P: ¿Qué has aprendido trabajando con ella?
R: Que hay alumnos que aúnan capacidad y motivación, y son los mejores casos para trabajar el autodidactismo. Que los alumnos con familias comprometidas con el método son los que progresan mejor; como decimos siempre, en Kumon hay un triángulo de tres vértices, igual de importantes: alumno, padres y orientadores.

P: ¿Qué habilidades, destrezas o actitudes son las que crees que la han llevado a convertirse en con­cluyente?
R: Principalmente la motivación, la consecución de un objetivo. Además su capacidad y el hábito lector ya le habían proporcionado una buena comprensión antes de empezar a trabajar los cuadernillos de Kumon.

P: ¿Qué papel ha desempeñado la familia?
R: Aunque parezca un tópico, y como ya he comentado, la familia ha desempeñado un papel muy importante. Su madre ha estado encima de todo el proceso marcando objetivos, motivándola, animándola y corrigiendo eficaz­mente todos los cuadernillos. Y su hermano pequeño también ha estado a su lado, pues también se está esforzando de manera ejemplar con el programa de Lectura.

Queremos dar las gracias a Aina y a Joan por compartir su experiencia en Kumon con todos los lectores del blog. 


¿Quieres desarrollar al máximo el potencial de aprendizaje de tu hijo? solicita una prueba de nivel gratuita en este enlace.