María Cañizares Rey

Sobre el centro

Promociones disponibles

Desarrollar al máximo el potencial de aprendizaje se convierte en nuestro objetivo desde que cada niño cruza la puerta del centro Kumon Cuenca - San Fernando, situado en la calle Lorenzo Goñi, n.º 3. Aprender matemáticas es un fin en sí mismo; también, desarrollar la competencia lectora. Pero además, con los métodos de lectura y matemáticas, fomentamos desde el primer día la motivación por aprender y la sensación de poder alcanzar aquello que se propongan.

En Kumon, trabajamos con unos objetivos que redundarán en el éxito del alumno. Mediante la constancia, el hábito de aprender de forma autónoma contenidos nuevos, la concentración, la motivación y la confianza, los niños van alcanzando metas y desarrollando habilidades que les serán totalmente útiles en su recorrido escolar e incluso más allá de él.

En clase, nos esforzamos por lograr objetivos como que estudien contenidos por encima del nivel de competencia esperado para su edad, mejorar su concentración, adquirir buenos hábitos, etc.

Estamos en una zona tranquila, sin ruidos ni distracciones, y contamos con una sala de espera donde los padres pueden permanecer mientras los niños realizan su tarea los dos días que acuden al centro.

Nuestra idea es formar un equipo con cada familia. Compartiendo inquietudes, preocupaciones y logros, estamos totalmente convencidos de que los resultados serán notables en cada alumno, puesto que ellos son los que de verdad importan.

 

Hace unos meses, me convertí en profesora de Kumon con la gran ilusión de poder llevar el método a mi ciudad. Durante años, conocí la forma de trabajo de Kumon y la ilusión y esfuerzo de algunos de los profesionales que trabajan a diario con los niños, viéndolos crecer y desarrollarse a través de los programas. Siempre me pareció una labor envidiable y sentía la satisfacción que ellos transmitían al ver el crecimiento de sus alumnos, tanto académica como personalmente.

Mi formación como psicóloga y mi actividad profesional en ese campo, me han hecho conocer la importancia que tiene poder capacitar a las personas, dotarlas de herramientas para tomar las riendas de su propio desarrollo y descubrir que el potencial de cada persona reside dentro y es ilimitado.

El trabajo con Kumon te enseña que nuestros niños están deseando alcanzar esas capacidades e irse superando y que si les ofrecemos las herramientas y el espacio adecuado, ellos pueden sorprendernos y desarrollar habilidades que les ayudarán a conseguir lo que se propongan.

El trabajo diario con los niños es enormemente gratificante para nosotros. Ver cómo mejoran, cómo avanzan con ilusión y motivados por aprender, cómo se esfuerzan cada día por superar retos, convierte nuestro trabajo en algo especial y muy gratificante.

Horarios

Lunes 16:00 - 19:30
Martes 16:00 - 19:30
Miércoles 16:00 - 19:30
Jueves 16:00 - 19:30
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 50
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez.
Al mes
Por programa € 68


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Trabajará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.

Cómo llegar

C/ Lorenzo Goñi, 3
Cuenca
16004
Coche
Prueba de nivel gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos