Isabel Parreu Alberich

Sobre el centro

Promociones disponibles

En el centro Kumon Cambrils - Port, trabajamos para que cada uno de nuestros alumnos aproveche todo su potencial de aprendizaje desarrollando al máximo su capacidad y cultivando su habilidad de aprendizaje autodidacta. Con Kumon Matemáticas, el alumno puede aprender matemáticas a su propio ritmo y de forma autónoma. Con Kumon Lectura, a diferencia de otros métodos de lectura, el alumno desarrolla no solo su competencia lectora, sino también el gusto por la lectura. Tras el primer año de actividad del centro, que abrió en septiembre del 2015, ya se habían beneficiado del método Kumon más de 50 familias.

Kumon dota al alumno de capacidades que le serán esenciales durante toda la vida y que promueven que desarrolle una actitud positiva hacia el aprendizaje. Se trata de un método individualizado que se adapta a las particularidades de cada alumno. En Kumon, se trabaja cada día de manera que los padres participen directamente en el proceso de aprendizaje de sus hijos, cojan consciencia de su capacidad y sepan cómo mejorarla.

Kumon Cambrils - Port está situado cerca del Puerto de Cambrils, delante del Parc del Pescador. Su ubicación, en una amplia acera y debajo de unos soportales, la convierte en una zona de acceso resguardada y cómoda. Tiene también un acceso cerrado en la calle trasera, que es peatonal. La puerta es acristalada y eso proporciona una gran luminosidad natural al aula. El centro cuenta con una amplia sala de espera para los padres y es accesible para minusválidos.

Si venís en coche, el centro tiene un acceso fácil, tanto por la Riera o por la avenida Jaume I y el Vial del Cavet. También hay facilidad de aparcamiento en la misma calle del centro o detrás del Parc del Pescador, aunque es zona azul. Incluso en verano, en las horas de apertura del centro, el estacionamiento no es complicado
 

¡Hola, familias!

Soy Isabel Parreu Alberich, la orientadora del centro Kumon Cambrils - Port. Soy licenciada en Química y doctora en Ciencia de Materiales. Actualmente, me dedico a la gestión de proyectos de investigación en la Universidad Rovira i Virgili. Además, me dedico especialmente a la divulgación científica, pues creo que es vital aproximar la ciencia a toda la población, especialmente a jóvenes y niños. Así pues, mi vocación educativa siempre ha sido muy importante y, por eso, poseo el certificado de aptitud pedagógica desde el 2001.

Empecé mi aventura con Kumon a principios del 2015 cuando, por casualidad, oí un anuncio por la radio: buscaban a un orientador que quisiera abrir un centro cerca de mi zona de residencia. La verdad es que no tenía ni idea de lo que era Kumon, pero al buscar información sobre el método, enseguida se despertó mi curiosidad, pues la máxima educativa de animar a los alumnos a aprender a su propio ritmo y por sí mismos me parecía genial. Para mí, Kumon no es un método de aprendizaje para adquirir conocimientos, sino que es un método para aprender a adquirirlos.

Enseguida me ilusioné con el método y decidí abrir el centro en Cambrils en septiembre del 2015, con el deseo de que más niños de mi zona tuvieran la oportunidad de estudiar con Kumon, empezado con mis propios hijos, Andreu y Abril, que fueron, claro, mis primeros alumnos.

Andreu empezó con seis años y Kumon le ha ayudado mucho a responsabilizarse de sus propias tareas y a gestionar él solo su tiempo, además de a mejorar académicamente en matemáticas y lectura. Las matemáticas ya le gustaban antes, pero ahora disfruta mucho más de sus propios logros y le motiva mucho aprender nuevos contenidos antes de que se los expliquen en clase. La lectura siempre le había costado más, pero con Kumon se siente mucho más seguro, ha aprendido mucho vocabulario leyendo sobre un gran número de temas distintos y, además, ahora lee un ratito en la cama cada noche.

Abril empezó con cuatro años y con Kumon ha aprendido tanto a leer y escribir como a sumar. Es mágico vivir en la propia piel el potencial ilimitado que tienen los niños y lo que son capaces de hacer mucho antes de cuando los adultos hemos decidido que «toca». Me encanta la motivación que tiene para aprender, pues para ella todo es nuevo. Estoy segura de que empezar a estudiar con Kumon tan pequeña le va a aportar confianza y una actitud positiva para poder enfrentarse a cualquier reto en el futuro.

Como mamá Kumon, os puedo decir que dedicar ese pequeño tiempo al día a Kumon no siempre es fácil y compaginable con la ajetreada vida que llevamos todos, pero, sinceramente, creo que vale la pena esforzarse en hacerlo, pues estoy convencida de que los beneficios que aporta a mis hijos lo justifican. Papás y mamás, tenéis que ser la fuente de motivación de vuestros hijos y ser constantes, ya que es la clave para que el método deje huella permanente en ellos y los ayude a ser personas responsables y competentes en el futuro.
 

Horarios

Lunes 16:30 - 19:00
Martes 16:30 - 19:00
Miércoles 16:30 - 19:00
Jueves 16:30 - 19:00
Viernes Cerrado
Sábado Cerrado
Domingo Cerrado

Precios

Pago único
Matrícula € 50
¿Qué es la cuota de matrícula?
Es un pago único que se abona al inscribir a tu hijo en Kumon por primera vez.
Al mes
Por programa € 70


Tu hijo acudirá al centro Kumon hasta dos días por semana


Trabajará los otros cinco días en casa
 ¿Cuánto dura la clase?
Completar las hojas diarias suele llevar aproximadamente 30 minutos por programa. El tiempo de estudio depende totalmente de cada alumno y del nivel en el que se encuentre dentro del programa.
Accesibilidad
Sala de espera
Área de lectura independiente
Aparcamiento - De pago

Cómo llegar

C/ Robert Gerhard, 13
Cambrils
Tarragona
43850
Coche
Prueba de nivel gratis

Preguntas más frecuentes

Se puede empezar a aprender con Kumon a partir de los 2 años. Tenemos desde alumnos que acaban de cumplir los 2 años hasta otros que están a punto de entrar en la universidad. Kumon ayuda a niños de cualquier edad y capacidad, aunque, cuanto antes empiezan, antes pueden empezar a desarrollar sus habilidades y mayor es el beneficio que acumulan. En el momento que sientas que tu familia está lista para comprometerse con el estudio a largo plazo, Kumon estará ahí para ayudaros a alcanzar vuestra meta.
Kumon ofrece mucho más que las clases particulares y es un método distinto de la enseñanza tradicional en clase. En lugar de preparar al niño para una determinada prueba o evaluación, Kumon capacita a los alumnos para aprender por sí mismos mediante una orientación individualizada y hojas de estudio cuidadosamente elaboradas.

Además de desarrollar las habilidades fundamentales en matemáticas, lectura e inglés, cada alumno de Kumon trabaja para construir sus propias habilidades para el aprendizaje autodidacta y reforzar su confianza en su propia capacidad. Esto significa que un alumno de Kumon no se verá limitado por las capacidades o el conocimiento de los demás para avanzar en su aprendizaje.
Al ser un programa internacional, Kumon no sigue ningún currículo escolar concreto, sino que es complementario a todos ellos. Su principal objetivo es desarrollar las habilidades del alumno para aprender por sí solo. Dichas habilidades para el aprendizaje autodidacta mejoran el rendimiento de los alumnos de forma transversal a sus estudios reglados. Además, Kumon se adapta al nivel de cada alumno sea cual sea su edad, por lo que consigue ampliar y desarrollar sus habilidades, su confianza y su capacidad.
Kumon es un método para el aprendizaje autónomo, pero todos los alumnos cuentan con el apoyo de su orientador. Las hojas de estudio, cuidadosamente elaboradas, enseñan a los alumnos a encontrar la respuesta por sí mismos; el orientador los guía solo cuando es necesario. La principal función de los orientadores de Kumon es observar el trabajo de sus alumnos y asegurarse de que las tareas que están realizando son las más adecuadas para ellos, así como de que trabajan a un ritmo apropiado.
Los alumnos de Kumon asisten a su centro dos veces por semana y durante tanto tiempo como necesiten para resolver su tarea diaria, que suele rondar los 30 minutos por programa. Sin embargo, el tiempo exacto dependerá de las necesidades del alumno en cada momento, la dificultad de su tarea y la dinámica del propio centro.

Pregúntanos