Educación

La tecnología aumenta el riesgo de fracaso escolar en los más pequeños

mar 2019
Evita que tu hijo sea adicto a la tecnología.

Si los gurús de la tecnología Bill Gates y Steve Jobs evitaron que sus hijos jugaran de pequeños con dispositivos electrónicos, ¿por qué les adelantamos el uso de la tecnología a los nuestros?

Los expertos advierten de que el uso prolongado de aparatos electrónicos repercute negativamente en la educación, sobre todo en la de los más pequeños, por eso es muy importante controlar el uso que hacen de los equipos tecnológicos.
 

El reconocido neuropsicólogo Álvaro Bilbao recomienda:

1. Los niños no necesitan familiarizarse pronto con la tecnología, no aceleres el proceso.

2. No expongas a tus hijos al uso prolongado de aparatos electrónicos. El uso de la tecnología aumenta la impaciencia y reduce la capacidad de concentración, por lo que a mayor tiempo expuestos a las nuevas tecnologías, mayor es el riesgo de desarrollar Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

3. No atentes contra la capacidad de concentración de tu hijo. Los niños que viven en el mundo digital están acostumbrados a la inmediatez; por eso el colegio les parece lento, les cuesta concentrarse y creen que los libros son aburridos porque «hay que leer palabra por palabra y terminan una página y no ha pasado nada, y encima la tienen que pasar ellos mismos».

4. Trabajar la escritura es beneficioso, al igual que trabajar el cálculo. Las nuevas tecnologías deberían estar presentes en el aula en determinados momentos a partir de la segunda mitad de primaria, no antes.

5. ¿El primer móvil? Entre los 12 y los 14 años, pero siempre supervisando el tiempo y los contenidos a los que acceden para evitar los inapropiados.

6.  Limita el tiempo de uso y fija al menos dos días a la semana sin dispositivos. Unos 45 minutos al día como máximo; más, puede ser nocivo.

7. Descarta el uso de pantallas para mantener entretenidos a los niños pequeños o cuando están con otros niños. Tampoco es adecuado cenar en familia con la tele o la tableta, o usar el móvil antes de dormir, pues «la luz azul de las pantallas retrasa el sueño».


Sigue estos consejos, promueve la lectura en casa para desarrollar la capacidad de concentración y súmate al reto de evitar el fracaso escolar.

En Kumon trabajamos a diario para desarrollar al máximo el potencial de aprendizaje de nuestros alumnos. Contacta con tu centro Kumon más cercano.