15 juegos de matemáticas para despertar el interés de tus hijos

El miedo a las matemáticas puede afectar negativamente a la percepción que tienen tus hijos de ellas. Una manera de mitigar o incluso de prevenir ese temor entre los niños es plantear las matemáticas como una actividad divertida. Hemos elaborado una lista de juegos de matemáticas divertidos a la par que interesantes para que despiertes de esta forma el interés de tus hijos.
 
  • Tangram Con ayuda de una hoja de tangrams tus hijos se divertirán reproduciendo con las piezas distintas formas, como cuadrados, triángulos o rectángulos, por ejemplo. En Internet puedes encontrar infinidad de ejemplos con los que comenzar a jugar.
  • Unir los puntos Ayuda a tus hijos a perfeccionar la motricidad fina jugando a unir los puntos con esta útil hoja. Túrnate con ellos para unir dos puntos con una línea vertical u horizontal. Cada vez que uno de los jugadores cierre un cuadrado, escribid dentro su inicial: tendrá un turno extra. Una vez que hayáis unido todos los puntos, contad el número de cuadrados que ha conseguido cada uno.
  • Las tiendas Utiliza monedas de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos para ejercitar las habilidades matemáticas de tus hijos: el objetivo es llegar a 1 euro. Otra posibilidad es jugar a las tiendas y pedirles que compren juguetitos y chucherías con esas monedas. Además, también puedes enseñarles a calcular probabilidades lanzando una moneda. Lanza una o dos al mismo tiempo y anota con papel y lápiz cuántas veces sale cara o cruz.
  • Los dados Ejercita las habilidades matemáticas de tus hijos (suma para los más pequeños y multiplicación para los mayores) lanzando los dados. Si quieres aumentar la dificultad, lanza al menos tres dados en lugar de dos.
  • La generala La generala es un juego de dados divertidísimo, ideal para ejercitar estas habilidades. Con este juego, no solo aprenderán a contar, sino que también desarrollarán la capacidad de pensamiento crítico. Aquí puedes encontrar más información sobre cómo jugar.
  • Contar de 2 en 2, de 3 en 3, de 4 en 4, etc. Si tus hijos ya dominan la habilidad básica de contar, anímalos a hacerlo «de varios números en varios» o a contar de 2 en 2 o de 3 en 3. Esta actividad les servirá para aprender a multiplicar.
  • Adivina adivinanza Pídeles a tus hijos que escriban un número del 1 al 30 e intenta adivinarlo preguntándoles si es par o impar o si es menor de 10. Cuando lo aciertes, podéis cambiar los papeles: pídeles que intenten adivinar el número en el que estás pensando tú.
  • La banca Cada jugador debe lanzar un dado; recibirá el número de céntimos que indique el dado. Cuando el niño consiga 5 o 10 céntimos, puede canjear las monedas más pequeñas por una de ese valor. Si consigue 20 céntimos, gana.
  • Supercálculos Los niños deben turnarse para coger una carta de cualquier baraja habitual (se usan las numeradas del 1 al 6) para formar tres números de dos cifras. Cada vez que retiren una carta, decidirán si quieren utilizar el número que representa su valor en el lugar de las decenas o en el de las unidades. Cuando hayan cogido 6 en total (habrán formado tres números de dos cifras), deberán sumarlas para intentar llegar a 100 sin pasarse.
  • ¿Qué hora es? Invita a tus hijos a practicar sus habilidades matemáticas con un reloj analógico. Pídeles que calculen cuánto es media hora, cuántos minutos tiene una hora y cuántos minutos son tres horas.
  • Estallar pompas Esta es una actividad divertida que se puede practicar al aire libre: pídeles a tus hijos que cuenten el número de pompas que haces y cuántas son capaces de explotar. Aumenta la dificultad pidiéndoles que adivinen el número de pompas que se formarán y cuántas conseguirán estallar.
  • ¿Cuánto mide...? Con una regla y varios objetos pequeños, pídeles a tus hijos que te digan cuánto miden. Anota la respuesta con lápiz y papel. Cuando hayáis terminado, proponles que comparen la medida de cada objeto.
  • Todos por igual Utiliza monedas, juguetitos o premios para practicar la división disimuladamente: pídeles a tus hijos que los distribuyan por igual entre los jugadores.
  • ¿Ya hemos llegado? Si tus hijos siempre te están preguntando si habéis llegado ya, la próxima vez que vayáis de viaje jugad a esta divertida actividad. Pídeles que adivinen cuánto tardaréis en llegar y que calculen cuánto tiempo habéis tardado realmente con un temporizador o un cronómetro. De esta manera, descubrirán lo exactos que han sido. Si no son muy pequeños, pídeles que calculen la media de kilómetros por hora (km/h) del viaje, dividiendo el número de kilómetros recorridos por el tiempo que habéis tardado en llegar a vuestro destino.
  • Construcciones Pídeles a tus pequeños arquitectos que construyan una torre con tantos bloques como puedan en 60 segundos. Cuando se acabe el tiempo, contad el número de bloques que forma cada torre.
¿Cuál de estos divertidos juegos de matemáticas vas a elegir para tus hijos?
Volver

Entradas similares