Solicita tu test de diagnóstico

1. Orientación individualizada

El método de aprendizaje individualizado de Kumon permite que cada alumno pueda aprender a estudiar en el nivel que mejor se adapte a su capacidad académica, independientemente de su edad, y avance más allá del nivel que corresponde a su curso escolar en ese momento.

¿Qué es la orientación individualizada?
Kumon ofrece orientación individualizada para ayudar a todos los niños a desarrollar su capacidad al máximo. El nivel de capacidad de los niños varía en función de sus aptitudes naturales y del entorno en el que han crecido. Por ejemplo, la lectura para niños se puede clasificar según la edad de los alumnos, pero si nos limitamos a la edad, algunos podrían perder la confianza porque el material es demasiado difícil, mientras que otros podrían aburrirse porque es demasiado fácil. Por eso, es importante que a cada uno se le proporcione el material que mejor se adapte a su capacidad académica. Durante el tiempo que trabajan con Kumon, los profesores proporcionan a los alumnos material adecuado a su nivel de capacidad, al tiempo que tienen en cuenta su grado de dominio del contenido.

A los alumnos les entusiasma aprender
En Kumon, los alumnos empiezan a estudiar en un nivel en el que pueden obtener un cien por cien de aciertos con facilidad, así como avanzar a su propio ritmo. Si siguen estudiando en un nivel apropiado para su capacidad, se logra que les entusiasme aprender a estudiar y experimentan en repetidas ocasiones la sensación de logro a medida que aumenta su capacidad académica. En Kumon, nos referimos a este nivel óptimo de estudio como el «punto ideal de estudio». Tanto los alumnos que necesitan que se les plantee un reto como aquellos que no son capaces de seguir el ritmo de su clase en el colegio, todos ellos son capaces de desarrollar su capacidad al máximo cuando estudian en su punto ideal.

Los alumnos avanzan más allá de su nivel escolar
En Kumon, los niños aprenden a estudiar en un nivel adecuado para su capacidad y avanzan a su propio ritmo, independientemente de su edad o curso escolar. Por ejemplo, los alumnos de los últimos cursos de matemáticas de primaria pueden empezar en Kumon con sumas, si se considera necesario. Por otra parte, tampoco impedimos que los alumnos avancen a materiales de secundaria solo porque estén todavía en primaria. Los alumnos empiezan a estudiar con Kumon en un nivel en el que se desenvuelven con soltura, que suele ser inferior al nivel del material que están estudiando en el colegio. Poco después, mediante el estudio continuado en su punto ideal, alcanzan el nivel de su curso escolar y, a continuación, avanzan más allá del material que se estudia en su curso. Una vez que están dos o tres años por encima de su curso escolar, además de haber mejorado la capacidad académica, los alumnos tienen más ganas de afrontar nuevos retos y desarrollar cualidades, tales como el aumento de la autonomía y la actitud positiva ante el aprendizaje.

► Autodidactismo: la capacidad de estudiar de forma proactiva ayuda a perseguir sueños y metas.

  • Kumon te ayuda
    Kumon te ayuda thumbnail