Las cualidades del método Kumon

En Kumon estamos plenamente dedicados a desarrollar al máximo el potencial de cada alumno de forma individual. Los profesores de Kumon proporcionan la orientación necesaria para que los alumnos puedan hacer los ejercicios por sí solos. Es una manera de aprender a estudiar de forma autodidacta con la que los alumnos se dan cuenta de que pueden hacer cualquier cosa si lo intentan y así refuerzan su autoestima. Desarrollan la capacidad de enfrentarse a nuevos desafíos por sí mismos.

El objetivo de Kumon es formar personas responsables y competentes que puedan forjarse por sí mismas un futuro en la vida.

En Kumon creemos que lo más beneficioso que podemos hacer por los niños es dotarlos de la capacidad de avanzar desde materiales de primaria hasta materiales de secundaria mediante un aprendizaje autodidacta lo antes posible en la vida. Desde Kumon se les da orientación a través de los programas de Matemáticas y Lectura. Las matemáticas para niños y la lectura para niños, de todas las edades y capacidades, son las bases del objetivo de Kumon. Aprender a leer se convierte en un juego para niños gracias al cual serán capaces de comprender y analizar historias por sí mismos. Por otro lado, serán capaces de resolver ejercicios tanto de matemáticas de primaria como de secundaria de manera sencilla.

Con el método Kumon, los alumnos estudian de forma autónoma desde pequeños y desarrollan un alto nivel de capacidad académica y la habilidad de aprender a estudiar por sí solos. Nuestro objetivo es dotar a los niños que estudian con Kumon de la capacidad de hacer frente a los desafíos que se les presentan, tanto en el colegio como en otras actividades. En definitiva, las habilidades que adquieren los alumnos gracias a Kumon les son muy útiles para conseguir sus objetivos y sus sueños.

El método Kumon nació del amor de un padre por su hijo

Cuando empezó a desarrollar el método, el fundador, Toru Kumon, sostenía que en cuanto su hijo pudiera hacer con facilidad tareas de matemáticas de primaria y de secundaria, tendría todo el tiempo del mundo para dedicarse a cualquier otra actividad que le interesara. Por eso pensó en lo que podría hacer en casa para ayudar a su hijo a dominar las matemáticas para niños de secundaria.
Con el objetivo de ayudar a su hijo a adquirir autonomía, Toru Kumon preparó su propio material didáctico y método de estudio. Escribió ejercicios de operaciones en hojas sueltas y los combinó con un método de aprendizaje autodidacta que permitiera a su hijo avanzar por sí solo.
En efecto, lo que hizo Toru Kumon fue crear el prototipo del método para aprender a estudiar de Kumon. Había sentado las bases para el planteamiento individualizado de Kumon, que permite que cada alumno aprenda en función de su capacidad académica y con el objetivo de desarrollar su potencial. En la actualidad, seguimos dando la máxima importancia a ambos aspectos.
Con el método Kumon, los alumnos empiezan el estudio desde un punto de partida sencillo, adecuado para el nivel de capacidad de cada uno y sin tener en cuenta su edad o el curso al que pertenecen. Este método se materializa en dos programas: por un lado el programa de Lectura para niños de todas las edades y capacidades, que enseña a los alumnos a aprender a leer de forma sencilla, hasta convertirse en lectores competentes y amantes de la lectura, y por otro lado, el programa de Matemáticas para niños de todas las edades y capacidades, que les da pistas y ejemplos para resolver los ejercicios tanto de matemáticas de primaria como de secundaria, de forma comprensible para cualquier niño

Con el método Kumon, los alumnos aprenden resolviendo hojas de estudio por sí solos, sin que nadie les enseñe

A los niños hay que dejarlos aprender a estudiar desde un punto en el que lo puedan hacer fácilmente, sin tener en cuenta la edad o el curso escolar. De esta manera se les permite experimentar la alegría de aprender. Por ejemplo, cuando se sienten cómodos, los alumnos son capaces de resolver la tarea por sí solos, conseguir un cien por cien de aciertos, disfrutar del estudio y avanzar sin dificultad. Por esta razón, es esencial que el punto de partida sea sencillo, con el fin de crear una base sólida para el estudio con la cual desarrollar su capacidad académica por sí solos.
En Kumon, animamos a los alumnos a desarrollar una avanzada capacidad académica y de aprendizaje autodidacta, y nos aseguramos de enseñarles a aprender a estudiar por sí solos, en un nivel adecuado para ellos y sin perder la motivación.
Pero ¿cuál es el punto ideal de estudio? Es el nivel óptimo para que los alumnos desarrollen su capacidad académica y de aprendizaje autodidacta. Puede ser un nivel cómodo o uno más exigente, dependiendo de lo que sea mejor para cada uno en las diferentes etapas de su estudio con Kumon. No obstante, siempre será un nivel en el que puedan experimentar repetidas veces la sensación de logro y progresar por sí solos sin que nadie les enseñe. Con esto en mente, los profesores de Kumon controlan, guían y proponen retos continuamente a los alumnos aumentando progresivamente el nivel de dificultad de las hojas de estudio que les asignan y teniendo en cuenta el aumento de la capacidad académica de cada uno.
Cuando estudian en el nivel adecuado, a los alumnos se les proporciona la cantidad apropiada de estímulo mental, igual que tendrían que intentar hacer los ejercicios físicos apropiados para desarrollar un cuerpo fuerte. Mediante el estudio continuado a este nivel, los alumnos adquieren confianza en sí mismos y comprenden que pueden hacer cualquier cosa si lo intentan, lo que les permite desarrollar un nivel elevado de capacidad académica.
El objetivo del método Kumon es que los alumnos vayan más allá de su curso escolar mediante un aprendizaje autodidacta y que avancen para estudiar materiales desde primaria hasta secundaria siendo pequeños.
Cuando estudian en su punto ideal, lo alumnos piensan y resuelven los ejercicios por sí solos. Cuando se quedan atascados, analizan las pistas y los ejemplos incluidos en las hojas de estudio y descubren ellos mismos cómo continuar. De este modo, el estudio continuado en el punto ideal fomenta la capacidad de aprender a estudiar por sí solos, es decir, el autodidactismo.
Posteriormente, los alumnos usan esa capacidad de aprendizaje autodidacta para avanzar de forma autónoma más allá de su curso escolar. Consiguen llegar a niveles avanzados de Lectura para niños, jóvenes y adultos, y resolver ejercicios más difíciles de Matemáticas para niños de primaria y secundaria.
En resumen, el método Kumon es un método de aprendizaje cuyo objetivo es buscar el potencial de cada alumno y desarrollar su capacidad al máximo para aprender a estudiar.

En Kumon confiamos en el amplio potencial de nuestros alumnos y queremos desarrollar aún más la capacidad de cada uno de ellos. Nacido del vínculo entre un padre y su hijo, el método de aprendizaje Kumon refleja fielmente los pensamientos y las ideas de su fundador, Toru Kumon. Al mismo tiempo, seguimos esforzándonos por mejorar y, por ello, seguimos desarrollando nuestro material didáctico y método de orientación. Y en la actualidad, este método sigue traspasando fronteras, razas, culturas y tradiciones, para poder llegar a muchos más países y regiones de todo el mundo.

Las siguientes cualidades permiten lograr todo lo anterior:

1. Orientación individualizada
Kumon es un método de aprendizaje individualizado en el que se enseña a aprender a estudiar a cada alumno en el nivel en el que se sienta cómodo, independientemente de su edad, incluso haciendo que avance más allá del nivel que corresponde en ese momento a su curso escolar. En Kumon, los alumnos se entusiasman y experimentan la sensación de logro a medida que aumenta su capacidad académica y desarrollan su potencial al máximo. Leer más.

2. Autodidactismo
Kumon da una gran importancia al aprendizaje autodidacta y, por lo tanto, anima a los alumnos a leer las hojas de estudio, pensar y hacer los ejercicios por sí solos. La capacidad de aprender a estudiar de manera autónoma hace que los alumnos sean cada vez más proactivos y los ayuda a perseguir sus objetivos y aspiraciones.
Leer más.

3. Hojas de estudio graduales
Las hojas de estudio de Kumon están organizadas en una secuencia de pequeños pasos. Este diseño permite llevar a los alumnos desde los ejercicios más fáciles hasta los más difíciles avanzando de forma muy gradual, de modo que todos puedan aprender a estudiar con soltura y en un nivel apropiado para ellos.
Leer más.

4. Nuestros profesores
Los profesores de Kumon descubren lo que cada alumno en particular es capaz de hacer y desarrollan todo su potencial. Prestan una atención especial a la capacidad académica de cada uno y al modo en el que resuelve los cuadernillos. Basándose en sus observaciones, ofrecen un apoyo eficaz para garantizar que el estudio está siempre en el punto ideal. Enseñan de una manera sencilla a aprender a estudiar con un método que emplea como herramientas las matemáticas para niños y la lectura para niños, de todas las edades y capacidades.
Leer más.
 

  • Kumon te ayuda
    Kumon te ayuda thumbnail