Los 6 beneficios de leer en voz alta

19/02/2014

La entonación y el énfasis que pongamos en los diálogos permitirá que nuestros hijos identifiquen sentimientos y emociones.

La entonación y el énfasis que pongamos en los diálogos permitirá que nuestros hijos identifiquen sentimientos y emociones.

La lectura durante la infancia garantiza el desarrollo cognitivo de nuestros hijos y, junto con el juego, es una de las mejores formas de pasar tiempo con ellos en la edad temprana. Leer en voz alta a nuestros hijos nos permitirá disfrutar mutuamente de la compañía y establece vínculos afectivos y canales de comunicación que seguirán activos cuando los niños ya sean capaces de leer de forma autónoma y durante toda su vida. Pero leer en voz alta tiene muchos otros beneficios para los niños. Por ejemplo, normaliza la lectura, la convierte en algo social, con lo que hace que desde pequeños nuestros hijos sean capaces de disfrutar de ella.

Leer cuentos a nuestros hijos es una forma fantástica de presentarles emociones y sentimientos a través de las voces, de la modulación o del énfasis que ponemos en las palabras. Así, aprenderán a identificar comportamientos, como la alegría, la ira o la sorpresa. De esta forma, mantendremos su atención y mejorará su concentración.

Cuando ya son más autónomos, los niños podrán leer por sí mismos, elegir sus propios libros, pero no ha de desaparecer en ellos el hábito de leer en voz alta: así conocerán su propia voz y mejorarán su dicción. Igualmente, serán capaces de comprender textos de forma oral. Por ello, es bueno que, cuando nuestros hijos sean capaces de leer, alternemos páginas en las que leemos nosotros con otras en las que lean ellos, y hagamos una narración a varias voces que sin duda les encantará compartir en familia.

Los 6 beneficios de la lectura en voz alta:

  1. La lectura permite a los niños desarrollar su personalidad y les facilita las relaciones sociales, puesto que aprenden comportamientos y actitudes útiles a través de los ejemplos de la narración. Si además la practican en voz alta, sabrán cómo se expresan las sensaciones y los sentimientos.
  2. Favorece la concentración y la atención, así como la percepción auditiva. Nuestros hijos aprenderán a escuchar a los demás.
  3. Mejora la capacidad de expresión de nuestros hijos incorporando nuevo vocabulario.
  4. Al apoyarse en la expresión oral y en la entonación, estimula la imaginación de una manera diferente a los dibujos e imágenes. La expresividad y la intención que pongamos nosotros en las palabras les proporcionarán suficiente información para que su fantasía componga la historia.
  5. Ayuda en la creación de autoconfianza y del concepto de sí mismos, puesto que podrán identificarse con los personajes cuando se interpretan los diálogos.
  6. Los anima a leer por sí mismos: ver a los adultos leyendo es sin duda el mejor argumento para convencer a un niño de que la lectura puede ser divertida o provechosa, y así lograrán descubrir el placer de la lectura.

La lectura en voz alta es una de las tres actividades que se desarrollan en el programa de lectura de Kumon. Leer en la infancia y desde la infancia solo trae beneficios a nuestros hijos, puesto que el desarrollo cerebral se produce durante los primeros años de vida. ¿Lees en voz alta a tus hijos? ¿Les pides que te lean ellos a ti? ¿Qué libro recomiendas a otros padres que quieren leer a sus hijos? Esperamos tus comentarios a través de nuestros canales en Google Plus, Facebook y Twitter.