David Montalvo: «Con las matemáticas, cada operación es un reto estimulante»

24/07/2015

David, con su diploma de concluyente, nos cuenta su opinión de Kumon.

David, con su diploma de concluyente, nos cuenta su opinión de Kumon.

El método Kumon está destinado a todos los niños que quieran mejorar su aprendizaje, bien porque necesiten un refuerzo a la escuela, bien porque les vaya bien en una determinada materia y quieran potenciar esa área aún más. Este es el caso de David Montalvo. Cuando tenía 6 años, ya le gustaban las matemáticas y, para motivarlo para el aprendizaje, sus padres lo matricularon en el programa de Matemáticas en Kumon Viladecans – Centre. En esta entrevista nos cuenta su opinión sobre el método Kumon.

Pregunta: ¿Te gustaban las matemáticas antes de empezar el programa en Kumon?

David: Sí, me gustaban mucho, por ese motivo empecé Kumon. Tenía 6 años y hoy, con 16, puedo decir que soy concluyente.

P: ¿Qué es lo que más te gusta de las matemáticas?

D: Cada operación a la que te enfrentas es un reto (aprende más en este enlace). A veces, un problema es un dolor de cabeza, pero cuando lo resuelves por ti mismo, sientes una gran satisfacción.

P: De todos los niveles del programa de Matemáticas, ¿qué contenidos te costaron más esfuerzo? ¿Y cuáles te parecieron más sencillos?

D: Los más complicados fueron el L y el M, los dos últimos del bloque de las funciones matemáticas. En cambio, los más sencillos fueron los primeros, el 3A y hasta el B.

P: En Kumon pedimos implicación de los padres en la educación de los hijos (aquí hay más información). ¿De qué forma te ayudaron tu familia y tu profesora a lo largo de toda tu trayectoria en Kumon?

D: Dándome ánimos, confianza y mucho apoyo. Siempre han estado ahí, en todo momento, buenos y malos. Por un lado mis padres y por el otro mis profesoras, Milagros y Antonia en mis inicios, y Montse el resto del tiempo que he necesitado para acabar el programa. Sin ellas no habría concluido.

P: ¿Cómo animarías a los alumnos que ahora están en un punto difícil del programa?

D: Ante todo les diría que Kumon no es fácil, pero con fuerza de voluntad y constancia se puede conseguir, como decían Nuria y Ramón. Un consejo para que todos puedan llegar a ser concluyentes de Kumon es que en los momentos difíciles hay que buscar el apoyo del profesor; él va ser su guía en este camino.

P: ¿Pensaste alguna vez en dejar Kumon? ¿Por qué?

D: Sí, muchas veces, sobre todo en las vacaciones y en los momentos difíciles como en el nivel L y en el M. Pero entonces mis padres me animaban a seguir, a no tirar la toalla, y mis profesoras me decían que era un error dejarlo a esas alturas, tan cerca del final.

P: ¿Cuándo te propusiste convertirte en concluyente?

D: A lo largo del M, viendo que solo me quedaban dos niveles para acabar todo el programa. Además, Kumon me ha ayudado en otras materias, sobre todo en las asignaturas relacionadas con los números, como la física, la química y la tecnología.

David junto a Montserrat, su profesora Kumon

David junto a Montserrat, su profesora Kumon

P: ¿Qué beneficios crees que tiene terminar el programa completo? ¿Qué habilidades crees que has desarrollado tras tu paso por Kumon?

D: Dominio total de las matemáticas, las habilidades que he desarrollado, como la concentración y el autodidactismo, así como la confianza en mí mismo y la capacidad de estudio.

P: ¿En qué te gustaría trabajar cuando seas mayor? ¿Crees que tu experiencia en Kumon te va a ayudar a conseguirlo?

D: Me gustaría estudiar Ingeniería de Telecomunicación y, gracias a Kumon, sé que lo conseguiré.

P: ¿Recomendarías Kumon a otros alumnos?

D: Sí, es un buen método para mejorar en mates y en la concentración a la hora de estudiar. Es algo que te ayuda a que tus estudios no sean un problema y que puedas ser lo que quieras en el futuro.

Entrevista con Montserrat Aracil, profesora del centro Viladecans – Centre

En este camino a lo largo del programa de Matemáticas, David estuvo acompañado por varias profesoras de Kumon, puesto que comenzó en el centro de Sant Boi. Después de una mudanza a Viladecans, Montserrat Aracil recogió el testigo, y ahora nos cuenta su experiencia.

Pregunta: ¿Cuál es el primer recuerdo que tienes de David?

Montserrat: Ha sido muy fácil trabajar con él. Cuando llegó a mi centro, llevaba un tiempo en el centro de Sant Boi, con la profesora Milagros Castro, que había realizado un trabajo estupendo con él, así que mi labor ha sido acompañarlo en su camino con nosotros, pues las bases ya estaban construidas. Era un alumno muy responsable y con las ideas muy claras, desde el primer momento manifestó las ganas y el deseo de ser concluyente y de luchar por ello hasta conseguirlo.

P: ¿Cuál crees que fue el momento más duro para él?

M: Creo que el momento más difícil fue al realizar el nivel L; le coincidió con un periodo de mucho trabajo escolar y los contenidos del nivel le parecían muy complicados, a la vez que le era difícil continuar con la rutina diaria de Kumon.

P: ¿Cómo lo superasteis?

M: La madurez y responsabilidad de David ayudaron mucho. Juntos pactamos el ritmo de trabajo para que no supusiera una carga extrema para él y su trabajo en Kumon no interfiriera con su tarea escolar. Esto es parte de la individualización del método (puedes leer más aquí). En esos momentos sus padres también fueron un gran apoyo, pues le motivaron para conseguir su meta, ser concluyente.

P: ¿Cómo ha afrontado las dudas y los problemas?

M: Gracias a su autodidactismo, David ha superado muy bien las dudas. Su libreta de apuntes, donde él iba anotando aquellos procedimientos que le parecían importantes, y el libro de soluciones han sido su apoyo ante las dudas.

P: ¿Cuál es el momento que recuerdas con mayor cariño?

M: Toda la trayectoria de David con nosotros ha sido muy satisfactoria, ver cómo a la vez que iba superando niveles altos se motivaba más para concluir nos llenaba a todos de ilusión. Antes de un test al final del nivel, siempre le entraban las dudas, pero el momento de ver la nota final siempre era un paso más hacia su meta. El momento de comunicarle el resultado del test del O, el último en Kumon Matemáticas, fue muy emocionante.

P: ¿Qué has aprendido trabajando con él?

M: Que con esfuerzo puedes conseguir todo lo que te propongas. David así lo ha hecho y está dando una lección muy importante a sus compañeros, pues ya han salido bastantes candidatos a ser los próximos concluyentes después de ver que alguien cercano a ellos lo ha conseguido.

P: ¿Qué habilidades, destrezas o actitudes son las que crees que le han llevado a convertirse en concluyente?

M: Su responsabilidad, organización, y su proyección de futuro le han ayudado mucho.

El equipo completo de Kumon Viladecans - Centre felicitó a David por ser concluyente.

El equipo completo de Kumon Viladecans – Centre felicitó a David por ser concluyente.

P: ¿Qué papel ha desempeñado la familia?

M: Un papel importantísimo, pues desde el primer momento han entendido que los beneficios del método se obtienen en su plenitud cuando nuestros alumnos acaban los niveles. Así lo han hecho con David y lo siguen haciendo con su hermana María. También tengo que agradecerles la confianza que han depositado en mí y en nuestro método durante este tiempo. Ha sido y sigue siendo un placer trabajar con la familia Montalvo.

Queremos dar las gracias a David y a Montserrat por compartir su experiencia en Kumon con todos los lectores del blog. Si quieres leer más historias de éxito con Kumon, entra aquí, y en este enlace puedes solicitar una entrevista con un profesor para estudiar el caso individual de tus hijos. Y en nuestros canales en Google PlusFacebook y Twitter podemos responderte cualquier consulta que tengas sobre cómo Kumon puede ayudarte con la educación de tus hijos.